Un equipo de científicos descubre el primer volcán activo en otro planeta

Representacion 3D

Una descripción muy general de un volcán es un elemento geológico que conecta el magma existente en las capas internas de la Tierra con su superficie. Los volcanes estrictamente hablando son su expresión superficial, aunque los submarinos son muy habituales también.

Ahora se ha encontrado uno, activo, que es la gran novedad, en Venus.

E PIA00104 venus full ALT.width 1320
Imagen de venus con resalte sobre la zona donde se halla el volcán. Fuente: NASA/JPL

Otros volcanes del sistema solar

Sabíamos que la Tierra no era única en volcanes. De hecho, los volcanes de Mars dejan pequeño al mismísimo Everest y creemos que las erupciones de aquellos gigantes opacaban el planeta llenándolo de ceniza.

Mucho más reciente, los volcanes de Marte dado que estos llevan inactivos decenas de millones de años. En una luna de Júpiter sabemos que hay vulcanismo activo hoy en día.

Esta luna, Ío, presenta un volcanismo simultáneo a nivel global. Se piensa que el responsable de estos episodios no es la dinámica interna de la luna, como sí sucede en la Tierra o como podría ser este caso de Venus. Si no que, el responsable sería Júpiter, que debido a su enorme gravedad desplazaría grandes cantidades de magma por el interior de su satélite, provocando que este sea expulsado. Aunque, existen varias hipótesis, y muchas más aún por plantear, pero el mecanismo real que genera estos cataclismos es desconocido por el momento.

La vida más allá de la muerte de las sondas espaciales

Una sonda espacial genera terabytes de información. Esa cantidad de datos es inmanejable por un equipo humano limitado mientras se lleva a cabo la misión. Pero, una vez esta acaba, los científicos involucrados en esta vuelven a examinar los datos en busca de cosas que pasarán desapercibidas en un primer momento. Esto es lo que ha sucedido en esta ocasión.

2 study area for pub jan23.width 1320
Detalle de la zona donde se ha encontrado al primer volcán activo en un planeta que no sea la Tierra. Fuente: NASA/JPL

La sonda Magallanes estudió Venus desde 1990 hasta 1994. En ese tiempo cartografió varias veces la superficie del planeta y anotó las distintas altitudes. Este dato es a la postre el actor clave a la hora de encontrar el volcán.

Atla Regio es una región extensa, cercana al ecuador, de tierras altas y que alberga dos de los volcanes más grandes del planeta: Ozza Mons y Maat Mons. En parte, debido a esto se sospechaba que podía ser una región activa. Pero nadie, hasta ahora había logrado encontrar evidencias empíricas.

El proceso de descubrimiento fue complejo debido a que tuvieron que sumergirse en los datos de la Magallanes, que no son precisamente modernos, datan de 1990. Una vez en estos se dieron cuenta que en esta región había una zona en la cual los datos de febrero de 1991 no casaban con los de octubre. Las inconsistencias eran graves, sobre todo en un periodo de tiempo tan relativamente corto.

Realizaron simulaciones a fin de descartar algun otro tipo de resultado. Podía haber sido una avalancha, quizá cambios químicos. Pero, en estas quedó patente que el mecanismo más probable era una erupción volcánica.

Ambos científicos se estaban preparando para la hornada de nuevas naves que investigarán el segundo planeta del sistema solar a lo largo de esta década. Estas nuevas naves podrán decirnos si la erupción se prolonga en el tiempo y cuanto más lo hizo.

Martin Morala Andres