El Telescopio Espacial James Webb toma su primera imagen en color alcanzando un hito en su alineación

Una vez completados los pasos críticos de la alineación de sus espejos, el equipo del telescopio espacial James Webb de la NASA espera que su rendimiento óptico pueda cumplir o superar los objetivos científicos para los que fue construido este observatorio.

 

El 11 de marzo, el equipo de Webb completó la etapa de alineación conocida como “calibración fina”. En esta etapa clave de la puesta en marcha del elemento del telescopio óptico de Webb, cada parámetro óptico que ha sido revisado y puesto a prueba funciona según las expectativas, o por encima de ellas. El equipo no encontró problemas críticos ni contaminación medible ni bloqueos en la trayectoria óptica de Webb. El observatorio es capaz de recolectar con éxito la luz de objetos distantes y enviarla a sus instrumentos sin contratiempos.

Aunque el propósito de esta imagen era enfocarse en la estrella brillante del centro para evaluar la alineación del telescopio, los sistemas ópticos de Webb y NIRCam son tan sensibles que se pueden ver las galaxias y estrellas que hay en el fondo. En esta etapa de la alineación de los espejos de Webb, conocida como "fase fina", cada uno de los segmentos del espejo primario ha sido ajustado para producir una imagen unificada de la misma estrella utilizando únicamente el instrumento NIRCam. Esta imagen de la estrella, la cual se llama 2MASS J17554042+6551277, utiliza un filtro rojo para optimizar el contraste visual. Credits: NASA/STScI

Aunque faltan meses para que Webb finalmente pueda ofrecer su nueva visión del cosmos, lograr este hito significa que el equipo confía en que el sistema óptico de Webb, el primero de su tipo, está funcionando lo mejor posible.

 

“Hace más de 20 años, el equipo de Webb se propuso construir el telescopio más poderoso que se haya lanzado nunca al espacio y elaboró un audaz diseño óptico para cumplir con los exigentes objetivos científicos”, dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA en Washington. “Hoy podemos decir que el diseño va a dar resultados”.

 

Si bien algunos de los telescopios terrestres más grandes de la Tierra utilizan espejos primarios segmentados, Webb es el primer telescopio en el espacio en utilizar un diseño de este tipo. El espejo primario de 6,5 metros (21 pies y 4 pulgadas) —demasiado grande para caber dentro del carenado de un cohete— se compone de 18 segmentos hexagonales de espejo de berilio. Tuvo que ser doblado para su lanzamiento y luego desplegado en el espacio antes de que cada espejo se ajustara —a fracciones de nanómetros— para formar una sola superficie de espejo.

 

“Además de hacer posible la increíble ciencia que Webb logrará, los equipos que diseñaron, construyeron, pusieron a prueba, lanzaron y ahora operan este observatorio han sido pioneros en una nueva forma de construir telescopios espaciales”, dijo Lee Feinberg, gerente del elemento del telescopio óptico de Webb en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

Con la culminación de la etapa de calibración fina en la alineación del telescopio, el equipo ha logrado alinear completamente el principal generador de imágenes de Webb, la Cámara para el infrarrojo cercano, con los espejos del observatorio.

 

“Hemos alineado completamente el telescopio y lo hemos enfocado en una estrella, y el rendimiento está superando las especificaciones. Estamos entusiasmados con lo que esto significa para la ciencia”, dijo Ritva Keski-Kuha, subgerente del elemento del telescopio óptico de Webb en el centro Goddard de la NASA. “Ahora sabemos que hemos construido el telescopio adecuado”.

Esta nueva "selfie" se creó utilizando una lente de imagen pupilar especializada del instrumento NIRCam que fue diseñada para tomar imágenes de los segmentos del espejo primario en lugar de imágenes del cielo. Esta configuración no se utilizará durante las operaciones científicas y se emplea estrictamente con fines de ingeniería y alineación. En esta imagen, los 18 segmentos del espejo primario de Webb se muestran recogiendo la luz de la misma estrella al unísono. Credits: NASA/STScI

Durante las próximas seis semanas, el equipo procederá con los pasos restantes de la alineación antes de seguir con los preparativos finales del instrumento científico. El equipo continuará con la alineación del telescopio para incluir el Espectrógrafo para el infrarrojo cercano, el Instrumento para el infrarrojo medio y el Generador de imágenes para el infrarrojo cercano y espectrógrafo sin rendija. En esta fase del proceso, un algoritmo evaluará el rendimiento de cada instrumento y luego calculará las correcciones finales necesarias para lograr un telescopio bien alineado en todos los instrumentos científicos. Después de esto, comenzará el paso de la alineación final de Webb, y el equipo ajustará cualquier pequeño error de posicionamiento residual en los segmentos de espejo.

 

El equipo está bien encaminado para concluir todos los aspectos de la alineación del elemento del telescopio óptico a principios de mayo, si no antes, para luego dedicar aproximadamente dos meses a la preparación de los instrumentos científicos. Las primeras imágenes de resolución completa y datos científicos de Webb serán publicados en el verano boreal.

 

Webb es el principal observatorio de ciencia espacial del mundo y, una vez que esté en pleno funcionamiento, ayudará a resolver los misterios de nuestro sistema solar, mirará más allá hacia los mundos distantes alrededor de otras estrellas y explorará las misteriosas estructuras y orígenes de nuestro universo y nuestro lugar en él. Webb es un programa internacional dirigido por la NASA con sus socios en la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Canadiense.

 

Para obtener más información (en inglés) sobre la misión Webb, visita:

 

https://www.nasa.gov/webb