Las mejores imágenes científicas de la Estación Espacial Internacional en 2022

En este año que transcurrió, naves espaciales transportaron tripulaciones de diferentes partes del mundo hacia y desde la estación espacial, donde participaron y dieron su apoyo en cientos de investigaciones científicas y demostraciones tecnológicas.

Desde el despliegue de pequeños satélites CubeSats hasta el estudio de la dinámica de los fluidos en el espacio, este laboratorio orbital ha seguido ampliando su legado de investigaciones y descubrimientos científicos en beneficio de la humanidad.

Vista de la nave espacial Soyuz TMA-16M mientras abandona la ISS en su regreso a la Tierra

Recordemos algunas de las mejores fotos de los avances científicos que los miembros de la tripulación a bordo de la EEI llevaron a cabo en 2022.

Comprender el movimiento en microgravedad

El astronauta Bob Hines de la NASA participa en la investigación GRASP para ayudar a los investigadores a comprender mejor si la gravedad sirve de referencia para el control del movimiento de alcance y agarre, y de qué manera actúa. Esta información podría proporcionar más conocimientos sobre la adaptación del cuerpo humano al entorno de microgravedad.

Conversión de desechos vegetales en alimentos

Esta es una vista del Plate Habitat a -20 °C antes de colocarlo en la incubadora del Laboratorio Automatizado Espacial de Bioproductos (o SABL, por sus siglas en inglés) a bordo de la Estación Espacial Internacional. El proyecto Fabricación de Proteínas demuestra el uso de una nueva tecnología de biorreactores para convertir materiales vegetales no comestibles y otros desechos en biomats (o biomateriales) fúngicos comestibles de alto contenido proteico en microgravedad.

Cultivos sin tierra

Los astronautas de la NASA Jessica Watkins y Bob Hines trabajan en XROOTS, una investigación que utiliza la instalación Veggie de la estación para poner a prueba técnicas hidropónicas (a base de líquido) y aeropónicas (a base de aire) para el cultivo de plantas, en lugar de emplear suelos tradicionales. Estas técnicas podrían permitir la producción de cultivos a gran escala para futuras exploraciones espaciales.

Partida de seis

Los miembros de la tripulación se reúnen en el módulo Destiny, el principal laboratorio de investigación de las cargas útiles de Estados Unidos, para participar en una conferencia nocturna con controladores de misión en tierra con el fin de revisar los cronogramas de los experimentos y recibir actualizaciones. De adelante hacia atrás, están el astronauta Josh Cassada de la NASA; el astronauta Koichi Wakata de la Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa (JAXA); la astronauta  Samantha Cristoforetti de la Agencia Espacial Europea (ESA) y los astronautas Frank Rubio, Nicole Mann y Bob Hines de la NASA.

En el espacio por la Tierra

Los astronautas de la NASA (de izquierda a derecha) Thomas Marshburn y Mark Vande Hei observan la Tierra a través de las ventanas de la cúpula de la estación. La investigación Observaciones de la Tierra de la tripulación proporciona a los científicos datos clave desde la perspectiva de la Estación Espacial Internacional para comprender cómo está cambiando el planeta con el tiempo.

Tres CubeSats emprenden camino

Un trío de pequeños satélites CubeSats (TUMnanoSAT, FUTABA y HSU-SAT1) diseñados para programas de educación e investigación son fotografiados momentos después de salir desde un pequeño desplegador de satélites (arriba a la derecha) situado fuera del Módulo Experimental Japonés Kibo (JEM, por sus siglas en inglés) a medida que la estación espacial orbita a unos 416 kilómetros sobre el océano Atlántico.

Llamadas a todos los continentes

El astronauta Kjell Lindgren de la NASA utiliza el servicio de radioafición del módulo Columbus para participar en el Día de actividades de la Liga Estadounidense de Retransmisiones de Radioaficionados (ARRL, por sus siglas en inglés). El Día de actividades brinda a los radioaficionados la oportunidad de practicar el funcionamiento de sus equipos en condiciones simuladas de emergencia. Durante su permanencia en la estación, Lindgren llevó a cabo sesiones de Radioaficionado en la Estación Espacial Internacional (ARISS, por sus siglas en inglés) con personas en todos los continentes, incluyendo la primera llamada a la Antártida desde la estación espacial.

Todo sobre los huesos

El astronauta Koichi Wakata de la JAXA instala el experimento Células osteogénicas. Este experimento analiza si la pérdida ósea en microgravedad está restringida a un tipo en particular de células osteogénicas, o formadoras de huesos. Esta investigación pone a prueba la hipótesis de que el proceso subyacente produce una disminución en la formación ósea en lugar de una mayor pérdida del hueso existente.

Ciencia contra incendios

La astronauta Jessica Watkins de la NASA hace mantenimiento a los componentes que apoyan el experimento Encendido y extinción de combustibles sólidos (SOFIE, por sus siglas en inglés), de seguridad contra incendios, dentro del bastidor integrado de combustión de la Estación Espacial Internacional. El experimento proporciona el hardware para permitir el estudio y la caracterización del encendido y la inflamabilidad de los materiales sólidos de las naves espaciales en condiciones atmosféricas realistas.

Dejar que los fluidos fluyan

Vista de una de las esferas transparentes de la investigación FLUIDICS a bordo de la Estación Espacial Internacional. Esta investigación cubre dos aspectos de la mecánica de fluidos: el análisis de los fenómenos de chapoteo de los líquidos en microgravedad dentro de los tanques de las naves espaciales y los fenómenos de turbulencia ondulatoria que se producen en la superficie de los líquidos. La investigación podría respaldar el desarrollo de mejores sistemas de combustible para satélites y proporcionar una mejor comprensión de cómo se comportan los océanos de la Tierra.

Desbloquear el genoma del algodón

El astronauta Raja Chari de la NASA realiza la cosecha final de cultivos de células de algodón como parte de la investigación Plant Habitat 05 (PH-05). Este estudio de agricultura espacial exploró la expresión genética en cultivos de células de algodón para obtener más información sobre el proceso de regeneración vegetal, lo que podría contribuir a mejorar la producción de cultivos en la Tierra.

Más electricidad

Los astronautas de la NASA (de izquierda a derecha) Josh Cassada y Frank Rubio de la NASA son fotografiados en una caminata espacial mientras instalan un panel solar desplegable (iROSA, por sus siglas en inglés) en la estructura de estribor de la Estación Espacial Internacional. Una vez que se hayan instalados los seis iROSA, se espera que la generación de electricidad de la estación aumente a un total combinado de más de 250 kW, lo que es un aumento de más del 30%, beneficiando las investigaciones y las operaciones de la estación espacial.

Eliminación de desechos espaciales

Vista de la segunda sesión de operaciones de un robot de vuelo libre Astrobee para el experimento ROAM en el JEM durante la Expedición 66. ROAM demuestra los procesos para que una nave robótica se encuentre con desechos en el espacio. Entre los desechos espaciales hay satélites que podrían ser reparados o retirados de su órbita; pero muchos de estos objetos están dando tumbos, haciendo difícil el encuentro y el acoplamiento. ROAM utiliza los robots Astrobee de la estación espacial para observar y comprender cómo caen los desechos, y emplea esta información para planificar formas de capturarlos de manera segura.

Mayor capacidad de crecimiento para las plantas

La astronauta Kayla Barron de la NASA examina las plantas que crecen dentro de la instalación de investigación de vegetales Veggie para el experimento Sistema orbital pasivo de suministro de nutrientes (PONDS, por sus siglas en inglés). La investigación hizo pruebas con diferentes formas de cultivar plantas en el espacio, las cuales podrían ser usadas para apoyar misiones tripuladas a largo plazo hacia la Luna, Marte y más allá.

Arqueología espacial

El astronauta Thomas Marshburn de la NASA posa con una regla y una tabla de colores a bordo de la Estación Espacial Internacional. La regla y la tabla se utilizan para la investigación SQuARE, que estudia cómo los miembros de la tripulación utilizan los diferentes objetos y espacios de la estación a lo largo del tiempo. Los resultados de este estudio podrían utilizarse para informar el diseño de futuras naves espaciales tripuladas.

Envío de muestras a la Tierra

La astronauta Samantha Cristoforetti de la ESA es fotografiada empacando carga dentro de la nave Dragon de SpaceX en su 25.a misión de reabastecimiento antes de que esta sea desacoplada de la Estación Espacial Internacional, el 19 de agosto de 2022. La nave espacial transportó muestras y hardware de distintas investigaciones, lo que permitió a los investigadores continuar con la recopilación y el análisis de datos en tierra.

Una erupción que duró décadas

Un astronauta a bordo de la Estación Espacial Internacional tomó una secuencia de fotos de Carrizozo Malpaís, mostrando una erupción que tuvo décadas de duración y creó esta larga franja de basalto en el desierto de Nuevo México. Los miembros de la tripulación de la estación espacial fotografían la Tierra utilizando cámaras portátiles para las Observaciones de la Tierra de la tripulación. Estas fotografías registran cómo el planeta está cambiando a través del tiempo y monitorean los eventos que necesitan una respuesta inmediata a nivel de desastre. Los astronautas han estado fotografiando la Tierra desde el espacio desde las primeras misiones del programa Mercury que comenzaron en 1961.

Calor hirviente

El 15 de marzo de 2022, el astronauta Mark Vande Hei de la NASA superó el récord del ex astronauta Scott Kelly de la NASA al pasar 355 días en el espacio. Su extensa misión a bordo de la Estación Espacial Internacional brinda a los investigadores la oportunidad de observar los efectos de los vuelos espaciales de larga duración en el cuerpo humano. En esta imagen, Vande Hei se prepara para la investigación Experimento de condensación de ebullición de flujo (FBCE, por sus siglas en inglés), que examina un modelo para un sistema de gestión de calor basado en procesos de ebullición.

Construcción en el espacio

El astronauta Matthias Maurer de la ESA trabaja en el experimento Endurecimiento del hormigón, que busca proporcionar una mejor comprensión de cómo el hormigón se endurece sin los gradientes de convección, asentamiento y presión producidos por la gravedad. Los resultados podrían respaldar futuras técnicas de construcción lunar y planetaria.

 

Dentro del laboratorio Destiny

Una vista interior del Laboratorio Destiny de Estados Unidos durante la noche, bajo la luz ambiental y con las luces principales apagadas. El módulo Destiny admite diversas ciencias biológicas y físicas, demostraciones de tecnología y eventos educativos. En 2022, fue equipada con hardware para la instalación del experimento SOFIE dentro del bastidor integrado de combustión de Destiny, creando oportunidades para nuevos estudios sobre la combustión.

Fuente: NASA

Licencia de Creative Commons
¡Esta es una licencia de Cultura Libre! Nuestra publicación está bajo una Licencia de Creative Commons Reconocimiento-Compartir Igual 4.0 Internacional.