Parte de un cohete chino reingresa a la atmósfera sobre la India: causó pánico en la población

Los expertos creen que un gran trozo de basura espacial que se estrelló en una zona rural de la India durante el fin de semana podría proceder de un cohete chino lanzado el año pasado.

El anillo metálico, de entre 2 y 3 metros de diámetro y más de 40 kg, se descubrió el sábado por la noche en un campo del estado de Maharashtra.

No se ha informado de que haya habido heridos o daños estructurales.

«Estábamos preparando una fiesta popular cuando el cielo se iluminó con el disco rojo, que cayó con estruendo en un terreno abierto de la aldea», dijo una mujer anónima del distrito de Chandrapur, en Maharashtra, a The Times of India.

Otro objeto, una gran bola metálica de medio metro de diámetro, cayó en otro pueblo del distrito, según declaró el colector del distrito Ajay Gulhane a Press Trust of India.

Y añadió: «Se ha recogido para examinarla. Hemos enviado a funcionarios a todas las aldeas del distrito para averiguar si hay más partes de objetos esparcidos».

Un responsable de la Organización de Investigación Espacial de la India (ISRO) declaró al Times que el momento de la llegada de los objetos era el que más se aproximaba a los tiempos de reentrada del sábado de los restos de un cohete chino lanzado en febrero de 2021.

El astrónomo Jonathan McDowell, del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica, tuiteó que el anillo era compatible con una pieza del cohete chino Long March 3B.

Los objetos generan inmensas cantidades de calor y fricción cuando entran en la atmósfera, lo que puede hacer que se quemen y se desintegren, pero los más grandes pueden no ser destruidos del todo.

En 2020, los restos de otro cohete chino Long March cayeron en aldeas de Costa de Marfil, causando daños estructurales pero sin heridos ni muertos.

El último incidente se produce un mes después de que un cohete desechado que se cree que pertenece a China se estrellara contra la cara oculta de la Luna.

Se cree que el trozo de basura espacial de tres toneladas dejó un enorme cráter en la superficie lunar el 4 de marzo.

Los astrónomos pensaron primero que la pieza del cohete había sido lanzada por SpaceX de Elon Musk en 2015, antes de cambiar de opinión y decir que era china, algo que Pekín negó.

Era la primera vez que un trozo de basura espacial chocaba accidentalmente contra la superficie lunar.

Redacción