Angelo d’Arrigo: el halcón que sobrevoló el Everest

En 2004, Angelo D’Arrigo se convirtió en el primer hombre en sobrevolar el Monte Everest con un ala delta, alcanzando una altura de 8.900 metros. Su ala delta Stratos se expone ahora en el Museo de la Ciencia y la Tecnología de Milán. Surquemos los cielos y descubramos la historia de este gran hombre y de sus aventuras aéreas.

Angelo d'Arrigo

24 de mayo de 2004, 5:30

Las condiciones meteorológicas son buenas para conquistar el pico más alto del mundo, el Monte Everest en ala delta, aparte del viento, que sigue soplando en la cumbre.

D’Arrigo arranca con su ala delta de ala rígida, aerotransportada por un avión ultraligero equipado con un motor Rotax 914, conducido por Richard Meredith, un amigo y compañero de viaje que ha acompañado a D’Arrigo en anteriores aventuras.

Tras el despegue, los dos se dirigen inmediatamente hacia el Ama Dablam, pasan por el monte Nuptse, vuelven a volar por la cara norte y se dirigen hacia el Lhotse

Aquí las turbulencias se vuelven ingobernables debido a la corriente en chorro, un viento de gran altura que barre la cumbre del Everest.

Muy cerca de la cumbre, un gigantesco remolino rompe el cable de sujeción que une a los dos compañeros de viaje, y el ultraligero se ve obligado a descender rápidamente.

Tras liberarse de los restos del cable de sujeción, D’Arrigo consigue sobrevolar la cima del Everest, e inicia inmediatamente el descenso.

Angelo d'Arrigo

Unas nubes cada vez más densas oscurecen el camino de vuelta, y el oxígeno de su tanque se agota.

Aterrizaje en el Khumbu
El mejor lugar para aterrizar es el lado oeste del Khumbu, donde el Consejo Nacional de Investigación italiano construyó la Pirámide, un centro de investigación y estudio de gran altitud.

El ala delta cae en picado a 100 km/h tras una disminución de los vientos.

El aterrizaje es violento, pero todo sale bien y ni D’Arrigo ni sus alas sufren daños.

D’Arrigo alcanza una altitud de 8.989 metros.

Las temperaturas alcanzaron un mínimo de -53°C y voló a velocidades entre 90 y 210 km/h.

A las 8:30 de la mañana del 24 de mayo de 2004, Angelo D’Arrigo se convierte en el primer hombre que sobrevuela el Everest con un ala delta.

El vuelo duró un total de 4 horas y media, pero requirió 2 años de estudio y preparación.
Además de estudiar la ruta, la estructura topográfica de la zona a sobrevolar y las condiciones climáticas, fue necesaria una preparación física y psicológica del más alto nivel.
D’Arrigo se sometió a rigurosas pruebas, colaborando con el Centro de Medicina Aeronáutica y Espacial de Pratica di Mare (Roma).


Se simuló una altitud de 45.931 pies en una cámara de baja presión, una altitud muy superior a la necesaria para la misión de D’Arrigo.
Incluso su equipo estaba controlado con las tecnologías más sofisticadas. En el túnel de viento Fiat de Orbassano se estudiaron las posiciones óptimas del ala delta y del casco.

Con este ala delta, Angelo D’Arrigo voló por primera vez sobre el Everest (29.000 pies) el 24 de mayo de 2004. Hoy se expone en el Museo de Ciencia y Tecnología Leonardo da Vinci de Milán.


Angelo D’Arrigo perdió la vida en 2006 en un accidente durante un vuelo de exibición en Comiso (Sicilia).

Fuentes

Museo Nazionale della Scienza e della Tecnologia
Leonardo da Vinci

Google Arts and Culture