La imponente montaña prohibida que ningún hombre ha podido escalar

El Gangkhar Puensum es la montaña más alta de Bután y, con 7.570 metros, es el 40º pico más alto del mundo. Por sorprendente que parezca, el Gangkhar Puensum sigue sin ser escalado, especialmente cuando la mayoría de los picos del Himalaya ya han sido coronados desde hace décadas.

El Gangkhar Puensum se encuentra en la frontera entre Bután y el Tíbet, aunque la línea fronteriza exacta es objeto de controversia.

Los mapas chinos sitúan el pico directamente en la frontera, mientras que otras fuentes lo sitúan totalmente en Bután. Cuando la montaña fue cartografiada y topografiada por primera vez en 1922, los mapas de la región eran escandalosamente inexactos.

Hasta hace muy poco, los mapas de la zona mostraban la montaña en diferentes lugares y marcada con diferentes alturas. De hecho, uno de los primeros equipos que intentó hacer cumbre fue incapaz de encontrar la montaña.

montaña prohibida

Bután no se abrió al alpinismo hasta 1983, ya que creían que las montañas elevadas eran la morada de los espíritus. Cuando Bután abrió por fin sus puertas al alpinismo, se organizaron una serie de expediciones.

Entre 1985 y 1986 se realizaron cuatro intentos, pero todos acabaron en fracaso. La decisión de permitir el alpinismo como actividad comercial no duró mucho.

En 1994, el gobierno prohibió escalar montañas de más de 6.000 metros por respeto a las creencias espirituales locales, y desde 2004 el montañismo en el país está completamente prohibido.

montaña prohibida

En 1998, una expedición japonesa obtuvo el permiso de la Asociación China de Montañismo para escalar el Gangkhar Puensum al norte de Bután desde el lado tibetano. Pero una larga disputa fronteriza con Bután hizo que finalmente se revocara el permiso.

En su lugar, la expedición se decantó por un pico subsidiario del Gangkhar Puensum, de 7.535 metros, llamado Gangkhar Puensum Norte, también conocido como Liankang Kangri. Las notas tomadas por el equipo sugerían que la expedición a la cima principal habría tenido éxito si se hubiera permitido.

Curiosamente, a diferencia de otros mapas, el informe de la expedición muestra que el Gangkhar Puensum está en el Tíbet, y no en Bután, y la frontera entre el Tíbet y Bután aparece cruzando la cumbre.

El propio Bután aún no ha inspeccionado el pico, y parece que el país no tiene interés en hacerlo en un futuro próximo. Dada la dificultad de obtener permisos del gobierno y la falta de apoyo de rescate, parece que la montaña seguirá sin ser escalada en un futuro próximo.

 

Fotografías: Nepal Travel

Referencias: amusingplanet.com

                      abc-of-mountaineering.com

 

Comenta