Insólito descubrimiento: así es el primer fósil de un dinosaurio devorando a un mamífero

Encontrar alimentos dentro de los dinosaurios es un «rarísimo descubrimiento», como ha afirmado el doctor David Hone, de la Universidad Queen Mary de Londres y primer autor del estudio. Así, este hallazgo es esencial para tener mayores certezas sobre lo que estos animales comían en su día a día. 

Ilustración del Microraptor

Científicos británicos han documentado el primer caso conocido de un dinosaurio que se comió a un mamífero. Gracias a la labor del profesor Hans Larsson, de la Universidad McGill de Montreal, los fósiles de un pequeño dinosaurio emplumado llamado «Microraptor» revelaron el pie de un antiguo mamífero conservado entre las costillas.

El pie del mamífero descubierto está casi completamente formado y pertenecía a un animal muy pequeño del tamaño de un ratón moderno. Al haberse identificado en estudios anteriores otros especímenes de Microraptor con aves, lagartos y peces, se comprobó que el dinosaurio tenía una dieta variada, pero no se sabe si cazaba animales vivos, comía los muertos o ambas variantes.

El Microraptor vivió en los antiguos bosques de la China actual durante el Cretácico Temprano, hace unos 120 millones de años. Era muy pequeño, de tamaño comparable al de un cuervo, tenía largas plumas en brazos y piernas y probablemente cazaba pequeños animales trepando a los árboles.

David Hawn, de la Universidad Queen Mary de Londres, dirigió las investigaciones que se publicaron en el Journal of Vertebrate Paleontology. Participaron también expertos de Canadá, EEUU y China.

Lo bueno es que, al igual que tu gato doméstico, que era más o menos del mismo tamaño, un Microráptor sería un animal con el que sería fácil convivir, pero horrible si saliera, ya que cazaría de todo, desde pájaros en tu comedero hasta aves, ratones o peces en tu estanque

David Hawn subrayó que aunque este mamífero no fue en absoluto un antepasado humano, «podemos recordar a algunos de nuestros antiguos parientes que fueron alimento de dinosaurios hambrientos». La importancia de este estudio es que confirma una hipótesis que lleva mucho tiempo vigente, demuestra «un momento fascinante en el tiempo», como «la primera vez que un dinosaurio se comió un mamífero, aunque no sea tan aterrador como cualquier cosa de Parque Jurásico».
 
Licencia de Creative Commons
¡Esta es una licencia de Cultura Libre! Nuestra publicación está bajo una Licencia de Creative Commons Reconocimiento-Compartir Igual 4.0 Internacional.