Conoce a la nave espacial Soyuz, el principal rival del Crew Dragon

Te aclaramos todas las preguntas que te puedan surgir en relación a la Soyuz y el Crew Dragon de SpaceX.
 

Soyuz es una nave espacial soviética- rusa que se adhiere a un cohete del mismo nombre y transporta astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI). Hasta el exitoso lanzamiento del Crew Dragon el pasado 30 de mayo, la Soyuz, creada en 1962, era una de las escasas opciones que había para entrar en órbita.

Durante casi 60 años los rusos han estado volando al espacio usando la misma tecnología. Evidentemente, no todos estaban contentos y ahora tienen una nueva opción. Pero Rusia no tiene prisa por cambiar la Soyuz por Crew Dragon.

¿Cómo se creó la Soyuz?

La nave espacial Soyuz se fabricó con el primer vehículo de lanzamiento del mismo nombre, una modificación del legendario misil balístico R-7.

Diseñado por Serguéi Koroliov, el R-7 fue el primer misil balístico intercontinental (ICBM) del mundo y se creó con el propósito explícito de contar con una carga termonuclear. Sin embargo, no le fue muy bien y solo estuvo ocho años en servicio. Sin embargo, fue útil en los años venideros para el desarrollo del programa espacial soviético. En octubre de 1957, el R-7 lanzó el primer satélite del mundo.

Vostok, la otra modificación del legendario R-7

La modificación de la Soyuz también perseguía sus propios de objetivos. La carrera espacial entre la URSS y los EE UU estaba en pleno apogeo y los soviéticos buscaban una nave espacial propia con la que “contestar” a los estadounidenses. Para entonces Yuri Gagarin ya había estado en el espacio y los soviéticos diseñaban misiones más complejas, como circunvalar la Luna. El país necesitaba una nave espacial capaz de acoplarse en órbita y de llevar varios cosmonautas a bordo.

Yuri Gagarin and Serguéi Koroliov

En 1967 se realizó el primer lanzamiento pilotado. Como sabemos, la Unión Soviética perdió la carrera por llegar a la Luna. Sin embargo, la nave espacial Soyuz entró en uso y permaneció allí durante décadas, ya que se diferenciaba de otros diseños de la época en un aspecto importante: podía ser pilotada con seguridad. El mecanismo de seguridad de emergencia que poseía se activaba 15 minutos antes del despegue y garantizaba la seguridad de los cosmonautas durante cualquier tramo del viaje en caso de avería.

¿Para qué se utiliza la Soyuz?

Soyuz TMA-01M

La Soyuz se utiliza como “taxi espacial”, es decir, transporta astronautas rusos y de otros países a la EII con un sistema de cuotas. Puede volar hasta la estación con suministros de comida y agua, o nuevos equipos, y que las tripulaciones regresen a salvo a la Tierra.

En una nave Soyuz solo pueden viajar tres miembros simultáneamente. Desde 2011, cuando se terminó el programa del transbordador espacial estadounidense, Rusia tenía el monopolio de poner a los astronautas en órbita. Así ha sido hasta hace muy poco.

¿Qué hay dentro de la nave espacial?

Las naves espaciales Soyuz tienen tres partes: un compartimento instrumental, un compartimento de descenso y las habitaciones. Los cosmonautas se sientan en el compartimento inferior en el despegue, que es bastante estrecho y no tiene apenas espacio para moverse.

Las partes habitables son un poco más espaciosas (3,4 x 2,2 metros). Estas también llevan cualquier carga que la cápsula tenga que entregar a la EEI. También es donde se encuentra el dispositivo sanitario (baño espacial). Hay un enorme manual para utilizarlo y es que  realmente, no es nada simple de usar.

Lavabo espacial

La nave espacial ha sido modernizada a lo largo de estos años, sobre todo en el interior y los elementos de control. Así es como se ve una de las últimas modificaciones (2016), la llamada Soyuz MS. Si te parece que todo esto parece terriblemente incómodo, es porque lo es.

“La primera vez que entré en la cápsula de entrenamiento Soyuz, vi a mi colega estadounidense tomando analgésicos”, dijo el astronauta holandés de la Agencia Espacial Europea Andre Kuipers. “Le pregunté por qué, y me dijo ‘¡ya lo averiguarás!’ y de hecho tuve muchos problemas con mis rodillas; es muy incómodo”.

Aunque es cierto que a la nave espacial le vendría bien una mejor planificación (¡la pobre tripulación tiene que sentarse con las rodillas dobladas hasta las orejas!), el Soyuz es a día de hoy el último bastión de Roscosmos en el mercado de los lanzamientos espaciales. Teóricamente, la nueva nave espacial Federatsia (Federación) podría servir de reemplazo. Tiene capacidad para seis personas, es mucho más espaciosa y cómoda.  Se renombró así y el año pasado y antes se llamaba Orel (Águila) y se ha desarrollado desde 2009. Sin embargo, la Federatsia/Orel aún no ha sido completada, ni tampoco ha ido al espacio.

Además, aunque Roscosmos tuviera una segunda nave espacial pilotable en este momento, los ingenieros rusos todavía creen que la Soyuz seguiría sirviendo durante algún tiempo. Ha demostrado ser una nave ultrafiable, y es esta fiabilidad la que se considera su principal punto de venta. La nave espacial tiene 149 vuelos exitosos en su haber, con solo dos tragedias desde su viaje inaugural, ambas cerca del comienzo de su existencia en 1967. En un caso un cosmonauta murió después de que el sistema de paracaídas no se desplegara y en 1971 los cosmonautas fallecieron en el descenso debido a la pérdida de presión del aire.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *