5 imágenes espectaculares del universo que debes conocer

La selección que sigue es personal y estoy segura de que muchos lectores podrían defender otras opciones. Siéntase libre de compartirlas en los comentarios.

1. Panorámica del polo sur de Júpiter

Esta panorámica mejorada en color del polo sur de Júpiter fue creada por el científico de la NASA Gabriel Fiset usando datos del sistema JunoCam en la nave espacial Juno de la NASA. Tormentas ovales salpican el paisaje nuboso. Al acercarse al polo, la turbulencia ordenada de los cinturones y zonas de Júpiter se transforma en grupos de estructuras filamentosas no organizadas, corrientes de aire que se asemejan a gigantescas cuerdas enredadas.

2. La nebulosa del Águila

Los astrónomos pueden obtener información única construyendo telescopios sensibles a la luz de «colores» más allá de los que pueden ver nuestros ojos. El conocido arco iris de colores es sólo una pequeña fracción de lo que los físicos llaman el espectro electromagnético.

Más allá del rojo está el infrarrojo, que transporta menos energía que la luz óptica. Una cámara de infrarrojos puede ver objetos demasiado fríos para ser detectados por el ojo humano. En el espacio, también puede ver a través del polvo, que de otro modo oscurece completamente nuestra visión.

El telescopio espacial James Webb será el mayor observatorio infrarrojo jamás lanzado. Hasta ahora, el Observatorio Espacial Herschel de la Agencia Espacial Europea era el más grande. La siguiente imagen que he elegido es la vista de Herschel de la formación estelar en la nebulosa del Águila, también conocida como M16.

Una nebulosa es una nube de gas en el espacio. La nebulosa del Águila se encuentra a 6.500 años luz de la Tierra, lo que está bastante cerca para los estándares astronómicos. Esta nebulosa es un lugar de vigorosa formación estelar.

Un primer plano de un rasgo cercano al centro de esta imagen ha sido llamado los «Pilares de la Creación». Estos pilares, que parecen un pulgar y un índice apuntando hacia arriba y ligeramente hacia la izquierda, sobresalen en una cavidad de una nube gigante de gas molecular y polvo. La cavidad está siendo barrida por los vientos que emanan de las nuevas estrellas energéticas que se han formado recientemente en lo más profundo de la nube.

3. El centro galáctico

Esta imagen se adentra en el espacio hasta llegar al centro de nuestra Vía Láctea. También utiliza luz infrarroja, esta vez combinando datos de dos telescopios de la Nasa, el Hubble y el Spitzer.

La región blanca y brillante de la parte inferior derecha de la imagen es el centro de nuestra galaxia. Contiene un enorme agujero negro llamado Sagitario A*, un cúmulo de estrellas y los restos de una gran estrella que explotó como supernova hace unos 10.000 años.

También son visibles otros cúmulos estelares. En la parte inferior izquierda de la imagen se encuentra el cúmulo Quintuplet, dentro de una burbuja en la que los vientos de las estrellas han despejado el gas y el polvo locales. En la parte superior izquierda hay un cúmulo llamado Arcos, que recibió su nombre por los arcos de gas iluminados que se extienden por encima de él y fuera de la imagen. Estos dos cúmulos incluyen algunas de las estrellas más masivas conocidas.

4. Abell 370

 

A escalas mucho más grandes que las galaxias individuales, el universo está estructurado como una red de filamentos (largos hilos conectados) de materia oscura. Algunos de los objetos visibles más espectaculares son cúmulos de galaxias que se forman en la intersección de los filamentos.

Si observamos los cúmulos de galaxias cercanos (en términos relativos, por supuesto), podemos ver una prueba dramática de que Einstein tenía razón cuando afirmaba que la masa curva el espacio. Uno de los ejemplos más bonitos que revela esta deformación del espacio se puede ver en la imagen de Abell 370 del Hubble, publicada en 2017.

Abell 370 es un cúmulo de cientos de galaxias a unos cinco mil millones de años luz de nosotros. En la imagen se pueden ver arcos de luz alargados. Son las imágenes ampliadas y distorsionadas de galaxias mucho más lejanas. La masa del cúmulo distorsiona el espacio-tiempo y curva la luz de los objetos más lejanos, magnificándolos y, en algunos casos, creando múltiples imágenes de la misma galaxia lejana. Este fenómeno se denomina lente gravitacional, porque el espaciotiempo deformado actúa como una lente óptica.

La más destacada de estas imágenes ampliadas es el arco brillante más grueso situado encima y a la izquierda del centro de la imagen. Llamado «el Dragón», este arco consiste en dos imágenes de la misma galaxia lejana en su cabeza y cola. Las imágenes superpuestas de otras galaxias lejanas conforman el arco del cuerpo del dragón.

Estas imágenes ampliadas gravitacionalmente son útiles para los astrónomos, porque la ampliación revela más detalles del objeto lejano con lente que los que se verían de otro modo. En este caso, la población de estrellas de la galaxia con lente puede ser examinada en detalle.

5. El campo ultra profundo del Hubble

En una idea inspirada, los astrónomos decidieron apuntar el Hubble a una parcela de cielo en blanco durante varios días para descubrir qué objetos extremadamente distantes podrían verse en el límite del universo observable.

El Campo Ultra Profundo del Hubble contiene casi 10.000 objetos, casi todos ellos galaxias muy lejanas. La luz de algunas de estas galaxias ha viajado durante más de 13.000 millones de años, desde que el universo tenía sólo 500 millones de años.

Algunos de estos objetos se encuentran entre los más antiguos y distantes conocidos. Aquí vemos la luz de antiguas estrellas cuyos contemporáneos locales se han extinguido hace tiempo.

Las galaxias más antiguas se formaron durante la época de la reionización, cuando el tenue gas del universo se bañó por primera vez en la luz de las estrellas, que era capaz de separar los electrones del hidrógeno. Este fue el último gran cambio en las propiedades del universo en su conjunto.

Redacción