El increíble paisaje alienígena de Mercurio captado por MESSENGER

La nave espacial MESSENGER de la NASA encontró extraños cráteres en la superficie de Mercurio. Las imágenes tomadas desde su órbita revelan miles de peculiares depresiones en una variedad de longitudes y latitudes, que van desde 60 pies hasta más de una milla de ancho y 60 a 120 pies de profundidad.

Mercurio no tiene una atmósfera espesa para protegerlo de los desechos espaciales. El pequeño planeta está plagado de cráteres, pero ninguno tan espectacular como la cuenca de Caloris. » La Cuenca» es lo que los geólogos llaman cráteres más grandes que unos 300 kilómetros de diámetro. Caloris tiene unos 1.525 kilómetros de diámetro y está rodeado de montañas de varios kilómetros de altura.

Después de más de 10 años en funcionamiento, la nave espacial MErcury Surface, Space ENvironment, GEochemistry, and Ranging (MESSENGER) impactó contra la superficie de Mercurio el 30 de abril de 2015, a una velocidad de más de 3,91 kilómetros por segundo (8.750 millas por hora), marcando el final de las operaciones del enormemente exitoso orbitador de Mercurio.

Fuente: NASA

Redacción