Los lugares más propicios para encontrar vida en el Sistema Solar

Además de la Tierra, ¿qué otro cuerpo celeste podría hipotéticamente albergar vida? Hoy te contamos cuáles son los otros cuatro lugares de nuestro sistema solar más prometedores para la vida extraterrestre.

 

Venus (imagen referencial)
 
La biosfera de nuestro planeta posee todos los elementos conocidos necesarios para la vida tal como la conocemos. Es decir, tenemos agua líquida, al menos una fuente de energía y numerosos elementos y moléculas biológicamente útiles, explicó Gareth Dorrian, investigador postdoctoral en Ciencias Espaciales de la Universidad de Birmingham (Reino Unido).

 

El reciente hallazgo de fosfina, un gas que podría tener origen biológico, en la atmósfera de Venus permite suponer que, además de la Tierra, otros planetas y satélites de nuestro sistema solar podrían tener las condiciones necesarias para la vida. ¿Cuáles son?

Marte

Marte es uno de los planetas más parecidos a la Tierra del sistema solar, apuntó Dorrian. Su día dura casi tanto como un día en nuestro planeta: 24,5 horas. Además, posee casquetes polares que se expanden y contraen con las estaciones, y numerosas características de su superficie indican que fueron esculpidas por el agua a lo largo de su historia.

«La detección de un lago debajo de la capa de hielo del polo sur y metano en la atmósfera marciana (…) hacen de Marte un candidato muy interesante para la vida. El metano es importante ya que puede producirse mediante procesos biológicos», consideró Dorrian.

 

 
Si bien Marte tiene una atmósfera seca y muy delgada, compuesta casi en su totalidad por dióxido de carbono, existen evidencias de que el planeta rojo alguna vez tuvo un «entorno mucho más benigno». Para Dorrian, si Marte ha logrado retener algunas reservas de agua debajo de su superficie, no es imposible que todavía exista vida allí.

 

Europa

Esta luna de Júpiter es ligeramente más pequeña que el satélite natural de la Tierra. Tarda tres días y medio para orbitar el planeta, del cual se ubica a una distancia de 670.000 kilómetros.

 

La superficie de la luna Europa con Júpiter en el fondo (ilustración)
 
Es constantemente comprimida y estirada por los campos gravitacionales de Júpiter y sus otras lunas, un proceso conocido como calentamiento de marea. Se cree que Europa es un mundo geológicamente activo, como la Tierra, ya que este fenómeno calienta su interior rocoso y metálico y lo mantiene parcialmente fundido, apuntó Dorrian.

 

Europa posee una capa externa de agua congelada, debajo de la cual, creen muchos científicos, se encuentra una capa de agua líquida que puede alcanzar hasta 100 kilómetros de profundidad. Este océano, que no se congela debido al calentamiento de marea, podría servir de morada para la vida.

«En el fondo de este mundo oceánico es concebible que encontremos respiraderos hidrotermales y volcanes submarinos. En la Tierra, tales características a menudo sustentan ecosistemas muy ricos y diversos», apuntó el científico.

Encélado

Así como Europa, esta luna de Saturno está cubierta de hielo y posee un océano líquido debajo de su superficie. Pasó a ser considerada potencialmente habitable por los científicos después de que se descubriera la presencia de enormes géiseres cerca de su polo sur.

 

 
Además de agua, se detectó en estos géiseres una variedad de moléculas orgánicas y, lo que es más importante, pequeños granos de partículas de silicato rocoso. Según Dorrian, tales partículas solo pueden estar presentes si el agua del océano subterráneo estuviera en contacto físico con el fondo del océano rocoso a una temperatura de 90 ºC. 

 

«Esta es una evidencia muy sólida de la existencia de respiraderos hidrotermales en el fondo del océano, lo que proporciona la química necesaria para la vida y fuentes de energía localizadas», explicó el científico.

Titán

Titán es, como Europa, un satélite de Saturno. Además de ser la más grande luna que orbita este planeta es la única de nuestro sistema solar con una atmósfera sustancial. 

«La atmósfera se compone principalmente de nitrógeno, un elemento químico importante que se utiliza en la construcción de proteínas en todas las formas de vida conocidas», destacó Dorrian.

 

Saturno y sus satélites Titán y Encélado
 
En Titán se han detectado ríos y lagos de metano y etano líquidos y también la posible presencia de criovolcanes, los cuales producen erupciones de agua líquida en lugar de lava. Esto sugiere que Titán, así como Europa y Encélado, posee agua líquida debajo de su superficie.

 

Pese a sus gélidas temperaturas de 180 ºC bajo cero que imposibilitan la existencia de agua líquida, las abundantes sustancias químicas presentes en esta luna generan especulaciones de que posiblemente alberga formas de vida, aunque con una química fundamentalmente diferente a la de los organismos terrestres.

Sputnik News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *