Observatorio de Dinámica Solar: sensacionales imágenes del Sol

El Observatorio de Dinámica Solar, de la NASA, está enviando nuevas y sorprendentes imágenes del Sol, dejando así al descubierto detalles de nuestra propia estrella que nunca se habían observado.

El telescopio del SDO envía imágenes tan hermosas y desconcertantemente complejas que hasta los observadores más experimentados quedan anonadados.

Fíjate en este sensacional vídeo de NASA por motivo de sus diez años de trabajo.

El SDO es conocido en el mundo científico como el telescopio Hubble para el Sol. Promete transformar la física solar de la misma manera en que el Telescopio Espacial Hubble ha transformado la astronomía y la cosmología.

Ningún telescopio solar se ha acercado jamás a la resolución combinada espacial, temporal y espectral del SDO.

Esto es posible gracias a la combinación de CCDs (dispositivos de cargas eléctricas interconectadas) de 4096 x 4096 píxeles, con un enorme rango dinámico y una órbita geosincrónica, la cual permite al SDO observar el Sol y comunicarse con la Tierra continuamente

Una de las cosas más asombrosas del observatorio es que permite apreciar una «imagen de gran tamaño». El SDO puede monitorizar no solamente una porción pequeña de Sol, sino toda el área (el disco completo, la atmósfera, la superficie e incluso el interior).

Arriba: Una imagen del disco del Sol completo en el ultravioleta extremo, con múltiples longitudes de onda, tomada por el SDO el 30 de marzo de 2010. Los colores falsos denotan diferentes temperaturas de los gases. Los rojos representan temperaturas relativamente frías (~60.000 K); los azules y los verdes indican temperaturas más calientes (> 1.000.000 K). [Imagen de resolución completa]
Crédito: SDO/AIA

Hasta el momento, las imágenes más bonitas proporcionadas por el SDO han llegado desde el banco de telescopios llamado AIA. Otros instrumentos en la nave espacial están funcionando igualmente bien; y prometen resultados similarmente excitantes.

«El Generador de Imágenes Magnéticas y Heliosísmicas (Helioseismic Magnetic Imager ó HMI, en idioma inglés) está funcionando espléndidamente», informa el investigador principal del HMI Phil Scherrer, de la Universidad Stanford. «Estamos obteniendo datos de muy alta calidad, de alta relación señal-ruido».

El HMI está diseñado para observar el Sol por dentro utilizando una técnica denominada heliosismología. Así como los geólogos usan ondas sísmicas para confeccionar mapas del interior de nuestro planeta, los físicos solares pueden utilizar ondas acústicas para confeccionar mapas del interior de nuestra estrella. En el Sol, las ondas acústicas se generan debido a los propios movimientos internos del Sol. El HMI detecta las ondas que provocan el movimiento hacia atrás y hacia adelante de la superficie solar, entonces indirectamente revela lo que hay adentro.

 

Fuente:
Solar Dynamics Observatory

Comenta