Por primera vez en la historia una nave despega desde el lado oculto de la Luna

Cuenca SPA

La misión Chang’e 6 es una de las más complejas que se han realizado en la historia de la exploración lunar. Su objetivo es recolectar y transportar muestras del lado oculto de la Luna a la Tierra. Poco más de un mes después de su lanzamiento, la agencia espacial china compartió al público varios videos, entre ellos el momento del aterrizaje, el despegue desde el satélite natural y próximamente el acoplamiento orbital.

Chang'e 6 foto
Fotografía de la sonda Chang'e 6 por el rover lunar. Créditos: CNSA.

Inyección translunar

Posteriormente, el 3 de mayo de 2024, despegó a bordo de un Long March 5 la sonda Chang’e 6. Emprendió una órbita conocida como inyección translunar, que la dirige directamente hacia la Luna. Una vez allá ejecutó una campaña de modificación orbital hasta descender a una que le permita al módulo de descenso alcanzar el destino con mayor facilidad.

El sábado 1 de junio, a las 22:23 UTC, Chang’e 6 aterrizó con éxito en la cuenca del Polo Sur-Aitken, en el lado oculto de la Luna. A lo largo de dos días realizó actividades de excavación, transporte y almacenamiento de las muestras de regolito.

Al cabo de 48 horas y 15 minutos, desplegar un rover y capturar una increíble fotografía, y obtener algunas panorámicas del lugar, el módulo de ascenso encendió su motor y despegó a las 22:38. Seis minutos después entró en una órbita predefinida a la espera de acoplarse con el módulo orbital, encargado de llevar las muestras a la Tierra.

Física de fluidos

Es importante entender la diferencia entre el comportamiento de un motor cohete en la atmósfera y en el espacio. En el primer escenario, existe un fluido externo que ejerce una presión sobre el gas disparado, y en el caso de la Tierra el oxígeno puede reaccionar con el combustible sobrante en los motores líquidos.

Por otro lado, en el vacío del espacio o la superficie lunar, los gases no son confinados a una pluma. En cambio, buscan y consiguen expandirse a gran velocidad. Esto provoca una caída súbita en la densidad del gas y por ende una pérdida de empuje al tocar el suelo.

Este es el motivo por el cual, en el video del aterrizaje, o en el despegue desde la Luna, que, primero, no se ven los gases expulsados y, segundo, no se produce un cráter debajo del motor, en cambio, solo una pequeña parte del regolito superior es afectado.

Tal explicación es válida tanto para las sondas chinas no tripuladas, como para el módulo lunar del Apolo.

Fotografía del módulo lunar Spider en órbita baja terrestre tomada durante la misión Apolo 9, cuyo objetivo era probar la nave al ser tripulada en el espacio y preparar el camino para el primer alunizaje.

Órbita lunar

Al final de la estadía en la superficie, las naves espaciales, bien sea Chang’e 5, 6 o el módulo lunar, encienden el motor de ascenso hasta llegar a órbita lunar. Posteriormente, el módulo de ascenso se acopla con otra nave, donde la carga o la tripulación es transferida para regresar a la Tierra.

Francisco Andrés Forero Daza
Sígueme 😉

Deja una respuesta