Lanzamiento exitoso de la sonda Juice: inicia un camino de 11 años a las lunas de Júpiter

FtrNIocX0AEDh5h

La sonda JUICE ha alzado hoy el vuelo a las 9:48 hora local desde la plataforma ELA-3 del centro espacial de Kourou, en la Guayana francesa.

La valiosa carga despegó en el venerable cohete Ariane 5 que ha emprendido camino al espacio por penúltima vez en este lanzamiento. La sonda necesitó un único encendido de la segunda etapa del cohete para alcanzar la velocidad de escape.

Ariane 5 rocket for the Juice launch being transferred to final assembly scaled
Traslado para la integración final de cohete Ariane 5 en la campaña de lanzamiento de Juice. Fuente: ESA

Penúltimo lanzamiento de cohete Ariane 5 y segundo en relevancia. El fiasco europeo en materia de lanzadores queda hoy en suspenso por el éxito de su programa robótico. La ESA ha logrado construir una sonda extremadamente avanzada con solo un año de retraso, algo insólito en este tipo de proyectos.

La sonda ha iniciado su largo viaje con un largo lanzamiento. La segunda etapa quemó combustible durante 17 minutos ininterrumpidos. Esta decisión es extraña, ya que lo habitual es realizar dos encendidos, por lo menos. En el primero se deja a la sonda en una órbita parking de baja altitud, alrededor de 200 kilómetros, y en los siguientes se eleva el apogeo (punto más alejado de la superficie terrestre).

Juice pasaba ampliamente de la capacidad de carga a Júpiter del Ariane 5 por lo que el primer destino que visite la sonda será su planeta natal y nuestro satélite el próximo año. Esto elevará su velocidad y le impulsará a otros destinos antes de llegar finalmente a Júpiter en 2031.

Infografía de la misión JUICE
Infografía que muestra algunas de las principales características de la misión JUICE a las principales lunas de Júpiter. Fuente: ESA

La sonda ha costado un total de 1 600 millones de euros, aproximadamente el doble de lo que se presupuestó en 2012 cuando se aprobó la misión. Sin embargo, Juice al final se desarrolló completamente en Europa frente a la colaboración internacional por la que se abogaba al principio del proyecto.

Además, es significativamente más barata que la sonda Europa Clipper. Del orden de 3 mil millones de euros menos. Podríamos hablar de que esta y Juice son sondas hermanas o primas. Primero por compartir los paneles solares pero también por la similitud en su misión. Si bien Europa Clipper solo buscará vida en la luna Europa, la sonda europea tambien explorará este mundo pero se centrará en Ganimedes, la luna más grande del sistema solar. Y la sonda europea se centra menos en la búsqueda de vida de lo que lo hace la sonda estadounidense siendo prácticamente su única razón de ser en este caso.

Martin Morala Andres