Descubrimiento histórico: encuentran nuevas lunas en Neptuno y Urano

lunas urano

Desde el descubrimiento de Galileo de las lunas de Júpiter, cuando por primera vez en la historia apuntó un telescopio hacia el cosmos, el sistema solar cambió para siempre. Actualmente, gracias a los numerosos observatorios y sondas espaciales, se conocen decenas de satélites alrededor de los gigantes gaseosos, una parte de los rocosos, planetas enanos y hasta asteroides. La Unión Astronómica Internacional anunció el descubrimiento oficial de nuevas lunas de Urano y Neptuno.

Neptune on a black background
Fotografía con colores mejorados de Neptuno por la sonda Voyager 2. Créditos: NASA.

A la sombra de los descubrimientos

A diferencia de Venus, la Tierra, Marte, Júpiter y Saturno, Urano y Neptuno son unos de los mundos más ignorados en la historia. Descubiertos originalmente en el siglo XIX, son los planetas más lejanos del sistema solar. La Voyager 2 es la única sonda que ha realizado sobrevuelos sobre ellos y capturado las mejores fotografías hasta la fecha.

Así mismo, la Voyager 2 es la principal fuente para conocer las órbitas de las lunas de Urano y Neptuno. Varias de las cuales fueron descubiertas y caracterizadas gracias a varias observaciones sucesivas, permitiendo conocer la trayectoria que siguen.

Además, debido a la lejanía de ambos gigantes helados, las observaciones terrestres están fuertemente limitados por la calidad del cielo en un momento dado. Por lo tanto, los descubrimientos de los distintos satélites han sido limitados. A tal punto que, en más de 10 años, no se reportó ninguna nueva luna para ambos planetas.

Nuevos integrantes de la familia

El sistema comprendido por Urano y sus lunas, agrega un nuevo integrante. S/2023 U1 se encuentra en una órbita con un periodo orbital de alrededor de 680 días. Con un tamaño estimado de 8 kilómetros de diámetro, es el satélite natural más pequeño del sistema. Posteriormente, será renombrada con base en algún personaje de la literatura de William Shakespeare.

S/2023 U1 fue observada por primera vez a finales de 2023 gracias al telescopio de Magallanes en el Observatorio de Las Campanas. A lo largo de diciembre se realizó un seguimiento para determinar los elementos orbitales, así como una búsqueda en los archivos que revelaron una detección en 2021.

2023 U1
Fotografía de S/2023 U1, la primera luna descubierta en Urano en más de 10 años.

Por otro lado, además del Observatorio de Las Campanas, fue necesaria la colaboración del Very Large Telescope y el Observatorio Gemini para encontrar nuevas lunas en Neptuno.

La más brillante recibe la designación S/2002 N5, se estima su diámetro en 23 kilómetros y necesita al menos 9 años para completar una órbita alrededor del planeta. La determinación de la trayectoria permitió relacionar este descubrimiento con otro objeto observado originalmente en 2003 y cuyo rastro se perdió hasta 2021.

2002 N5
Fotografía de S/2002 N5, luna de Neptuno.

La segunda, mucho menos luminosa, necesitó de un cielo casi perfecto para ser observada. Registrada como S/2021 N1, con un diámetro de 14 kilómetros, es hasta la fecha la luna con la mayor separación respecto a su planeta. Logra completar una órbita alrededor de Neptuno en casi 27 años. Ambas recibirán un nombre oficial según las cincuenta Nereidas de la mitología griega.

2021 N1
Fotografía de S/2021 N1, luna de Neptuno.

Descubrimientos

Las lunas descubiertas se encuentran en órbitas lejanas, inclinadas y excéntricas, indicando que fueron capturadas por la gravedad del planeta y que provienen del cinturón de Kuiper.

El conteo actual ubica a Urano con 28 lunas y Neptuno con 16. Donde los recientes descubrimientos requirieron de numerosas observaciones de varios minutos a lo largo de numerosas noches. Así como arrojar más información sobre el pasado de la formación de los distintos sistemas planetarios.

Francisco Andrés Forero Daza