NASA: impressive images and sounds of the Orion spacecraft re-entering Earth from the Moon

orion 1

Artemis I fue la primera misión del cohete SLS de la NASA. Tuvo como objetivo realizar una demostración del sistema completo que en los próximos años sería responsable de llevar al siguiente hombre y la primera mujer a la superficie lunar. Hace un año, con el amerizaje exitoso de la cápsula Orión, concluía con éxito la prueba. Con el fin de conocer mejor el comportamiento de la nave se instalaron numerosas cámaras para registrar toda su trayectoria, entre ellas el momento de la reentrada atmosférica.

1455px SLS on 39B ahead of launch cropped
NASA's SLS rocket from the Artemis I mission. It will be responsible for taking astronauts to lunar orbit for future missions. Credits: NASA.

Reentrada atmosférica hipersónica

Las misiones espaciales, en aspectos generales, son problemas de manejo de energía. Las trayectorias, maniobras y aprovechamiento de recursos se pueden estudiar como la mejor forma de optimizar la energía disponible.

Orion splashdown pillars

En el regreso a la Tierra existe un gran problema, lograr sobrevivir a la reentrada atmosférica con una velocidad del orden de los 30 000 kilómetros por hora. En lugar de usar motores, como en el despegue, se aprovecha la propia atmósfera para frenar. Tal que se agrega un escudo térmico capaz de soportar los más de 5000 °C, producidos por súbita compresión del aire convertido en plasma. El cual muestra un característico brillo anaranjado en las imágenes externas y aquellas tomadas a bordo.

He video muestra la vista desde una ventana en la cápsula. La primera fase consiste en entrar a la atmósfera, disipar parte de la velocidad y calor, bajando hasta aproximadamente 61 kilómetros de altura y regresar a los noventa kilómetros. Poco después, reentraría para eliminar toda la velocidad y descender suavemente en paracaídas al océano para ser recuperada.

También es posible escuchar los motores de control de orientación siendo activados sucesivamente para mantener una correcta posición y mejorar la precisión del lugar de descenso.

Francisco Andrés Forero Daza