India llega a la Luna: Chandrayaan-3 aterriza con éxito sobre su superficie

neptuno 1 1

La misión espacial Chandrayan 3 cierra un capítulo de la exploración espacial lunar por parte de la India. Tras el fracaso parcial de su predecesora, los esfuerzos del ISRO (Agencia India de Investigación Espacial) pueden ahora alejarse de la Tierra. Lo hacen además con el gran logro de haberse acercado al polo sur lunar más que nadie, lugar que copará titulares en años próximos.

WhatsApp Image 2023 08 23 at 14.43.12
Imagen generada por ordenador del frrenado desde la órbita hasta la superficie de la Luna. Fuente: ISRO

Desde la primera misión Chandrayaan en 2008 el objetivo final de la India era aterrizar en nuestro satélite. Con esa idea en mente, en esa primera misión ya se envió un pequeño impactador. Un sistema que se estrella contra otro cuerpo planetario y levanta el polvo superficial y permite analizarlo desde la órbita, además de tomar imágenes desde muy cerca de la superficie.

Tras mucho desarrollo en 2019 se intentó un aterrizaje suave durante la misión Chandrayaan 2. Sin embargo, esta fracasó a algo más de un kilómetro de altura al fallar un motor en un momento de rotación de la nave para enfocar a la superficie.

Hoy, sin embargo, esta fase se superó con éxito. Tras esta llegó el primer vuelo estático a 150 metros de altura. Tras comprobar la idoneidad de la zona de aterrizaje la sonda inició un lento descenso a menos de 3 metros por segundo. Se usó está velocidad porque es la que está diseñada para soportar la nave en el aterrizaje.

WhatsApp Image 2023 08 23 at 14.43.13
Fases de aterrizaje de Chandrayaan 3. Fuente: ISRO

Tras completar la delicada operación de aterrizaje se espera que se libere el pequeño rover que transporta de forma casi inmediata. Su vida útil de tan solo 14 días, o un día lunar obligan a esta celeridad, aunque no se descarta que pueda sobrevivir al menos a una noche. Pero debido a la ausencia de generadores de radioisótopos que generen electricidad y calor en la noche lunar es complicado que los sistemas aguanten las gélidas temperatura.

Martin Morala Andres