Buscan refugio para la beluga rusa acusada de espía

Se llama Hvaldimir por la unión de la palabra «hval» (ballena en noruego) con el nombre de Vladimir Putin.
Fue encontrada en Noruega en abril de 2019 equipada con un arnés y un soporte de cámara en cuyo interior había vídeos en los que se leía «Equipo San Petersburgo»

Desde entonces, la beluga está siendo investigada, pero no se ha llegado a buen puerto, por lo que ahora lo que se busca es un refugio para ella para que pueda nadar con seguridad.

Su avistamiento fue muy inusual, ya que este tipo de animal suele habitar en el norte del Ártico. Sin embargo, lo más extraño es que viniera equipada con estos accesorios, lo cual es un indicio de que ha estado en contacto con los humanos.

La ballena parecía pedir ayuda, y un pescador que la vio se puso en contacto con los expertos para su rescate. La noticia de la ballena llegó poco a poco a la Agencia de Inteligencia Doméstica de Noruega, donde dijeron que lo más probable es que formara parte de un programa de investigación ruso.

Tras su rescate, la ballena fue depositada en el puerto de la ciudad costera de Hammerfest y ahora está a la espera de ser transportada. Sin embargo, su situación es complicada, ya que no hay ningún santuario adecuado para su nuevo hogar.



La cineasta Reggina Crosby prestó atención a esta ballena y creó un cortometraje sobre su situación. Cada vez más personas se sumaron al apoyo de Hvaldimir, hasta que se creó la provocadora estructura OneWhale.

Ahora esta camarilla intenta negociar con el gobierno de Noruega, un país con un historial de caza de ballenas, para que se le permita crear una reserva específica para estas especies, un santuario donde animales como Hvaldimir puedan descansar del maltrato humano.

Comenta