Las imágenes nunca antes vistas de la Piedra Negra de la Kaaba

La tecnología ha logrado traspasar fronteras y acercar tesoros que antes estaban reservados solo a un grupo selecto a millones de personas. Pues ahora, el ente saudí encargado de administrar las mezquitas de La Meca y Medina, ha publicado una foto en alta resolución de la Piedra Negra de la Kaaba, ubicada en el sitio más sagrado del islam.
La imagen fue capturada con Focus Stack Panorama, técnica en donde «las imágenes se combinan con [diferente] claridad, para producir una sola imagen con la mayor precisión», informó la Presidencia General de Asuntos de las Dos Mezquitas Santas en su cuenta de Twitter.
La Piedra Negra de la Kaaba - Sputnik Mundo, 1920, 09.05.2021
La Piedra Negra de la Kaaba
Las instantáneas fueron tomadas durante siete horas, mientras que al equipo responsable de la recopilación le tomó otras 50 horas para combinar las 1.050 fotos obtenidas y así producir una imagen de 49.000 megapíxeles.
La Piedra Negra de la Kaaba - Sputnik Mundo, 1920, 09.05.2021
La Piedra Negra de la Kaaba
Esta técnica de unir cientos de imágenes tomadas de diferentes partes del sujeto a diferentes distancias focales se usa para crear una sola toma en alta resolución que no sería posible con las cámaras actuales. Aunque es más común en paisajes, también se utiliza en tomas macro de primeros planos.
La Piedra Negra de la Kaaba - Sputnik Mundo, 1920, 09.05.2021
La Piedra Negra de la Kaaba

El origen y la importancia de la Piedra Negra

La Piedra Negra consta de ocho pequeñas rocas fijadas a una gran piedra encerrada en un marco plateado, debido a que se fracturó en el año 683 por el calor provocado durante un incendio. Se encuentra dentro de la Kaaba, en la mezquita Masyid Haram, La Meca. Esta es considerada la mezquita más importante para el islam debido a que la peregrinación a este lugar es uno de los cinco pilares de la religión.
La Piedra Negra de la Kaaba - Sputnik Mundo, 1920, 09.05.2021
La Piedra Negra de la Kaaba
Esta reliquia se remonta a los tiempos de Adán y Eva, ya que fue «enviada al Paraíso desde el cielo». De acuerdo con el relato musulmán, la piedra al llegar era blanca como la leche, pero debido a los pecados del hombre fue cambiando su color hasta alcanzar su tono actual. Al rezar, todos los musulmanes deben hacerlo en dirección a la Kaaba y la Piedra Negra. A pesar de lo importante que es en su cultura, los creyentes del islam no adoran a estas reliquias, ya que solo pueden adorar a Alá.