¿Qué ha sido de Chernóbil? Descúbrelo a través de estas imágenes inusuales

¿Qué ha sido de Chernóbil? Descúbrelo a través de estas imágenes inusuales

El interés por la zona en la que tuvo lugar el accidente de la central nuclear de Chernóbil no ha decaído. Y eso que han pasado ya 31 años. La zona, completamente abandonada, sigue atrayendo a turistas y a curiosos. El reportero gráfico Vladímir Migutin fotografió el área del accidente utilizando para ello filtros infrarrojos.

Ahora, Sputnik te ofrece los resultados.

© FOTO : VLADIMIR MIGUTIN

El accidente de Chernóbil ocurrió 26 de abril de 1986. Tras la explosión, se desató un incendio que hizo que una mezcla de metal fundido, arena, hormigón y fragmentos de combustible se extendiese por toda la zona del subreactor de la central.

Chernóbil

La nube tóxica fruto de la explosión hizo que se liberasen sustancias radioactivas por todo el territorio cercano al reactor. Murieron 31 personas durante los meses posteriores a la catástrofe. La enfermedad por radiación afectó a 134 personas, aunque, según las fuentes que se consulten, se habla de una cifra no inferior a 300.

La carga radioactiva afectó a 19 regiones rusas y a un área de casi 60.000 kilómetros cuadrados. Desde entonces, se desconocen las causas exactas del accidente porque los hechos se prestan a ser reinterpretados y porque las circunstancias de lo ocurrido van cambiando con el tiempo.

De lo ocurrido existen dos versiones que se pueden considerar como oficiales, y otras tantas consideradas más bien alternativas. Según una de las versiones de lo ocurrido, la catástrofe fue consecuencia de un error humano en la planta. Otras de las versiones aseguran que el reactor no cumplía con los estándares de seguridad.

En noviembre de 2016 se emplazó, sobre la cuarta planta nuclear de Chernóbil, un nuevo y moderno sarcófago. Deberá reemplazar al antiguo, que se construyó a toda prisa justo después de la catástrofe y que ya estaba empezando derrumbarse. Actualmente, el lugar se ha convertido en objeto de estudio de los turistas que se atreven a entrar.

Para hacerlo, se debe solicitar permiso, pero existen otras maneras. Algunos curiosos que llegan desde Rusia, Ucrania y Bielorrusia se decantan por entrar sin permiso.

Y es que el territorio está vigilado por guardias de seguridad que se aseguran de que nadie se lleve objetos contaminados o madera de la zona.

30 años de territorio abandonado han sido suficientes para que la zona se llene de fauna y de una espesa flora.

Chernóbil

El Gobierno de Ucrania decidió en 2017 desarrollar la zona y llevar a cabo investigaciones científicas.

Se espera que, en el futuro, se cree la reserva natural radioactiva de Chernóbil en una zona de 30 kilómetros a la redonda, además de instalaciones energéticas que generen electricidad a partir de fuentes alternativas.

Redacción