Captan un gigantesco sifonóforo de 47 metros en el Océano índico

En un video publicado en Twitter por el Instituto Oceánico Schmidt el pasado lunes, un ser delgado y plateado flota en el océano abierto en una extraña formación espiral. Tal vez, recuerda a una obra maestra artística en forma de remolino, o a una gigantesca pieza flotante de cuerda , pero en realidad es un ser vivo.

Como Tessa Koumoundouros informa para Science Alert, los investigadores recientemente capturaron este material de un sifonóforo gigante de Apolemia en la costa de Australia Occidental. Con unos 47 metros, los investigadores sospechan que esta cuerda gelatinosa podría ser el mayor espécimen de su tipo jamás registrado, afirma el Instituto en un post de Instagram.

Todo el mundo se quedó impresionado cuando salió a la luz», las biólogas Nerida Wilson y Lisa Kirkendale del Museo de Australia Occidental dijeron a Science Alert sobre el descubrimiento del sifónforo gigante. «Había mucha emoción. La gente llegó a la sala de control desde toda la nave. Los sifonóforos se ven comúnmente, pero éste era grande y de aspecto inusual».

Según el Instituto de Investigaciones del Acuario de la Bahía de Monterrey (MBARI), los sifonóforos son invertebrados estrechamente relacionados con las medusas que viven en las profundidades del mar. Como el biólogo marino Stefan Siebert le dice a Matt Simon de Wired, los sifonóforos son en realidad grandes colonias de cuerpos, similares a los corales. Los cuerpos individuales se clonan a sí mismos miles de veces en diferentes tipos de unidades especializadas, ensartadas en cadenas de 100 pies de largo.

Con información de Smithsoniang Magazine