El leopardo del Amur, un animal único

Originalmente su hábitat se encontraba en la península de Corea, noreste de China, y sureste de Rusia, compartiendo territorio con el Tigre de Siberia. Su pelaje es más largo y lo ayuda a soportar el clima de la taiga o bosque boreal.

Es, dentro de la especie de leopardo, la más rara que existe. Debido a esto se encuentra en peligro crítico de extinción, en libertad solo hay entre 25 y 34 ejemplares, ubicados en la reserva de Sijote-Alin en Siberia. El resto de los individuos de esta especie de leopardo se pueden encontrar en zoológicos alrededor del mundo.

El Gobierno ruso, gracias a la iniciativa de organizaciones de conservación, estableció en 2012 un área de unas 260.000 hectáreas llamada «La Tierra del Leopardo». Situada en la frontera con China y Corea del Norte allí los leopardos pueden vivir y reproducirse en libertad.

Los científicos instalaron unas 400 cámaras en puntos clave del parque y, a través de las imágenes, comparan los patrones únicos de cada leopardo para obtener un recuento preciso de toda la población. Según los datos el número de leopardos del Amur habría aumentado a un total de 86 ejemplares.