Los elefantes bebé no pueden controlar su trompa y es divertidísimo ver como lo intentan

Los bebés elefantes ya son adorables sin tener que hacer nada.

Pero verlos aprender a hacer cosas es todavía más adorable, y observarlos aprender a usar su propio cuerpo lo es mucho más.

Como la mayoría de los cuadrúpedos, los elefantes son capaces de caminar a las pocas horas de nacer. Tienen que ser capaces de colocarse bajo el vientre de su madre para amamantar y deben saber seguir a la manada en sus desplazamientos. Sin embargo, su trompa es una historia completamente diferente.

Como beben exclusivamente la leche de su madre durante los primeros seis meses y siguen dependiendo de su leche, además de otros alimentos, durante años, no tienen necesidad de usar su trompa para comer de forma inmediata. Tardan en aprender a manejar ese largo artilugio que les cuelga de la cara.

 

De hecho, algunas crías de elefante parecen «descubrir» su trompa del mismo modo que los bebés humanos descubren sus manos y pies. ¿Has visto alguna vez a un bebé mirar de repente sus manos con asombro, moviéndolas de un lado a otro con la primera impresión de reconocer que están unidas a su cuerpo? Observa a estos bebés elefantes haciendo lo mismo con sus trompas.

Este pequeño elefante parece que está tratando de sacudirse esa cosa de la cara. Incluso lo golpea con su pie. Casi se puede ver ese momento de reconocimiento cuando se da cuenta de que está realmente unido y que puede moverlo, aunque sea al azar. Y entonces lo lanza hacia arriba y hacia abajo y alrededor y vuelta, a veces tratando de atraparlo en su boca, a veces tratando de atraparlo con su pie. Es tan desordenado que es muy divertido.

 


El blog del guardabosques del Tintswalo Safari Lodge de Sudáfrica lo explica:

«Al principio, las crías de elefante no saben muy bien qué hacer con la trompa. Es divertido ver cómo las crías las balancean de un lado a otro y a veces incluso las pisan. Se meten la trompa en la boca igual que un bebé humano se chupa el dedo. Con más de 50.000 músculos en la trompa, es una habilidad compleja de aprender.

Entre los 6 y los 8 meses, los cachorros empiezan a aprender a utilizar la trompa para comer y beber. Cuando cumplen un año, ya pueden controlar su trompa bastante bien y, como los elefantes adultos, utilizan su trompa para agarrar, comer, beber y bañarse».