El volcán Etna no cesa: nueva erupción mucho más poderosa que las anteriores

La última erupción del volcán Etna, situado en la isla italiana de Sicilia, ha sorprendido incluso a los vulcanólogos, que llevan más de una semana observando la actividad del volcán, durante la cual ha estado arrojando lava, ceniza y rocas de forma regular

Según Boris Behncke, del Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología (INGV) de Italia, que ha seguido de cerca los últimos paroxismos, el estallido registrado en la noche del 22 al 23 de febrero fue «mucho más potente». Después de «darnos momentos de suspense» durante las noches anteriores, el volcán Etna finalmente explotó de una forma que «los que hemos trabajado en esto durante décadas hemos visto pocas veces», dice el vulcanólogo.

 

volcán Etna
Flujos de lava del volcán Etna. 23 de febrero de 2021. S. Allegra / AP

Alrededor de las 11 de la noche del lunes, las fuentes de lava, rodeadas de gigantescas nubes de humo, se elevaron a más de 1.500 metros de altura, mientras miles de fragmentos de roca salían despedidos del cráter a varios kilómetros de distancia. Behncke reiteró que se trata de una de las «erupciones más espectaculares de las últimas décadas», aunque subrayó que entra dentro de la «actividad ordinaria de este volcán».

«El Etna está haciendo cosas muy normales, aunque todo parezca más grande, más potente, más espectacular y más amenazante», dijo el científico citado en The Guardian.

 

Marco Neri, también del INGV, indicó que esta reciente actividad volcánica «es la más fuerte del cráter sur», que fue descubierto en 1971. Y aunque hacía años que no se veían explosiones tan altas en el volcán, está seguro de que «no hay riesgo para la población», aparte de que podría causar problemas respiratorios a algunas personas por el humo y dejar edificios y calles cubiertos de ceniza.

Redacción