Sagitario A: la primera imagen del agujero negro en el corazón de nuestra galaxia

Un grupo de astrónomos presenta la primera imagen del agujero negro en el corazón de nuestra galaxia. Este descubrimiento es una prueba contundente de que el objeto es realmente un agujero negro y proporciona valiosas pistas sobre el funcionamiento de estos gigantes, que ocupan el centro de la mayoría de las galaxias.

Primera imagen de nuestro agujero negro (con fondo más amplio). Crédito: ESO

La imagen fue elaborada por un equipo de investigación global llamado Event Horizon Telescope (EHT) Collaboration, utilizando observaciones de una red mundial de radiotelescopios.

La tan esperada fotografía nos muestra por fin el aspecto real del enorme objeto situado en el centro de nuestra galaxia. Anteriormente, la comunidad científica había observado estrellas orbitando alrededor de algo invisible, compacto y muy masivo en el centro de la Vía Láctea. Estas órbitas postulaban que este objeto -conocido como Sagitario A*– era un agujero negro, y la imagen de hoy proporciona la primera prueba visual directa de ello.

Cómo se hizo la imagen del agujero negro del centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Crédito: ESO

Aunque no podemos ver el agujero negro en sí, porque está completamente oscuro, el gas brillante que lo rodea tiene una firma reveladora: una región central oscura (llamada «sombra») rodeada por una estructura brillante en forma de anillo. La nueva imagen capta la luz curvada por la fuerza gravitatoria del agujero negro, cuya masa es cuatro millones de veces la de nuestro Sol.

La Vía Láctea y la ubicación de su agujero negro central visto desde el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array

«Lo sorprendente es lo bien que coincide el tamaño del anillo con las predicciones de la teoría de la relatividad general de Einstein», ha declarado el científico del proyecto EHT, Geoffrey Bower, del Instituto de Astronomía y Astrofísica de la Academia Sinica de Taipéi. «Estas observaciones sin precedentes representan un gran paso adelante en nuestro conocimiento de lo que ocurre en el centro mismo de nuestra galaxia, y ofrecen nueva información sobre cómo estos agujeros negros gigantes interactúan con su entorno». Los resultados del equipo del EHT se publican hoy en un número especial de la revista The Astrophysical Journal Letters.

Dado que el agujero negro se encuentra a unos 27 000 años luz de la Tierra, para obtener imágenes de él, el equipo del EHT creó una red de ocho radioobservatorios, previamente construidos para otros fines, combinados para formar un único telescopio virtual «del tamaño de la Tierra».

El EHT observó Sagitario A* durante varias noches, recogiendo datos durante muchas horas seguidas, de forma similar a como una cámara tradicional tomaría una imagen con un tiempo de exposición largo.

Este descubrimiento se produce después de que la colaboración EHT publicara en 2019 la primera imagen de un agujero negro, conocido como M87* y situado en el centro de la lejana galaxia Messier 87.

 

Fuente: Observatorio Europeo Austral