Graba impresionantes imágenes entrando al cráter de un volcán en erupción

«Una ventana al infierno» así es como describió la experiencia un hombre que entró voluntariamente en un volcán activo.

El aventurero Sam Cossman se adentró en el cráter del Marum, en Vanuatu, en el Pacífico Sur, y, con la ayuda de su equipo de camarógrafos, grabó unas imágenes apasionantes.

El aventurero de uniforme plateado apareció tranquilamente paseando por el volcán a pesar del intenso calor de la lava, que hizo que parte de su ropa se derritiera.


Aunque las imágenes de la expedición se publicaron en 2014, la nueva grabación con un dron aporta un nuevo ángulo al viaje.

En el interior del cráter, Cossman estuvo acompañado por el adicto a la adrenalina George Kourounis.

Cuando Canadian Geographic le preguntó si su trabajo pone nerviosos a su familiares, Kourounis respondió: «Todo el mundo es muy optimista. Mi mujer incluso aceptó casarse en el Monte Yasur, un volcán activo de Vanuatu.

 

«Subió con su vestido de novia. Cuando descorchamos el champán, el volcán entró en erupción; fue realmente extraordinario».

El equipo utilizó un dron para cartografiar zonas del cráter y utilizó un modelo 3D para permitir la investigación virtual sobre el terreno con vulcanólogos durante el proyecto de 2014.

Cossman dijo a The Huffington Post que aunque la experiencia fue aterradora, todo el miedo fue: «Eclipsado por un superávit de adrenalina al colgar por encima de lo casi inimaginable, la vista de un foso ardiente y brillante comparado solo con la superficie del sol a corta distancia».

Comenta