El telescopio VISTA de ESO nos ofrece una interesante imagen de la Gran Nube de Magallanes

El telescopio VISTA de ESO nos ofrece una interesante imagen de la Gran Nube de Magallanes, uno de nuestros vecinos galácticos más cercanos. VISTA ha hecho un sondeo de esta galaxia y de su hermana, la Pequeña Nube de Magallanes, así como de su entorno, con un detalle sin precedentes. Este sondeo ha permitido a los astrónomos observar un gran número de estrellas, abriendo nuevas oportunidades para estudiar la evolución estelar, la dinámica galáctica y las estrellas variables.

La Gran Nube de Magallanes, (LMC por sus siglas en inglés, Large Magellanic Cloud), es uno de nuestros vecinos galácticos más cercanos, a sólo 163.000 años luz de la Tierra. Junto con su hermana, la Pequeña Nube de Magallanes, es una de las galaxias enanas satélite más cercanas a la Vía Láctea. LMC es también el hogar de varios conglomerados estelares y es un laboratorio ideal para que los astrónomos estudien los procesos que dan forma a las galaxias.

El telescopio VISTA de ESO, ha estado observando estas dos galaxias durante la última década. La imagen presentada hoy es el resultado de uno de los muchos sondeos que los astrónomos han realizado con este telescopio. El objetivo principal de este sondeo (denominado VMC, VISTA Magellanic Clouds survey, sondeo de las nubes de Magallanes por VISTA), ha sido mapear la historia de la formación estelar de la Gran y la Pequeña Nube de Magallanes, así como sus estructuras tridimensionales.

VISTA fue clave para esta imagen porque observa el cielo en longitudes de onda de luz del infrarrojo cercano. Esto le permite ver a través de nubes de polvo que oscurecen partes de la galaxia. Estas nubes bloquean una gran porción de luz visible, pero son transparentes en las longitudes de onda más largas para las cuales VISTA fue diseñado. Como resultado, pueden verse muchas más de las estrellas individuales que pueblan el centro de la galaxia. Los astrónomos analizaron en detalle alrededor de 10 millones de estrellas individuales en la Gran Nube de Magallanes y determinaron sus edades utilizando modelos estelares de vanguardia [1]. Descubrieron que las estrellas más jóvenes trazan múltiples brazos espirales en esta galaxia.

Durante milenios, las nubes de Magallanes han fascinado a la gente en el hemisferio sur, pero fueron en gran parte desconocidas para los europeos hasta la Era de los Descubrimiento. El nombre que usamos hoy en día se remonta al explorador Fernando de Magallanes, quien, hace 500 años, comenzó la primera circunnavegación de la Tierra. Los registros que la expedición trajo de vuelta a Europa revelaron a los europeos la existencia de muchos lugares y numerosas novedades hasta entonces desconocidas para ellos. Hoy en día, alrededor de todo el mundo, el espíritu de exploración y descubrimiento está cada vez más vivo hoy en día en el trabajo de astrónomos, incluido el equipo del Sondeo VMC, cuyas observaciones llevaron a esta impresionante imagen de LMC.

Notas

[1] Los modelos estelares permiten a los astrónomos predecir la vida y la muerte de las estrellas, proporcionando información sobre propiedades como sus edades, masa y temperatura.

Información adicional

Las estrellas reveladas por esta imagen fueron discutidas en el artículo científico “The VMC Survey – XXXIV. Morphology of Stellar Populations in the Magellanic Clouds”, que se publicará en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

ESO es la principal organización astronómica intergubernamental de Europa y el observatorio astronómico más productivo del mundo. Cuenta con dieciséis países miembros: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, el Reino Unido, República Checa, Suecia y Suiza, junto con el país anfitrión, Chile, y con Australia como aliado estratégico. ESO desarrolla un ambicioso programa centrado en el diseño, construcción y operación de poderosas instalaciones de observación terrestres que permiten a los astrónomos hacer importantes descubrimientos científicos. ESO también desarrolla un importante papel al promover y organizar la cooperación en investigación astronómica. ESO opera en Chile tres instalaciones de observación únicas en el mundo: La Silla, Paranal y Chajnantor. En Paranal, ESO opera el Very Large Telescope junto con su interferómetro VLTI (Very Large Telescope Interferometer), el más avanzado del mundo, así como dos telescopios de rastreo: VISTA (siglas en inglés de Telescopio de Rastreo Óptico e Infrarrojo para Astronomía), que trabaja en el infrarrojo, y el VST (VLT Survey Telescope, Telescopio de Rastreo del VLT), que rastrea en luz visible. También en Paranal, ESO albergará y operará el Conjunto de Telescopios Cherenkov Sur, el observatorio de rayos gamma más sensible y más grande del mundo. ESO también es socio de dos instalaciones en Chajnantor, APEX y ALMA, actualmente el mayor proyecto astronómico en funcionamiento del mundo. Finalmente, en Cerro Armazones, cerca de Paranal, ESO está construyendo el ELT (Extremely Large Telescope), de 39 metros, que llegará a ser “el ojo más grande del mundo para mirar el cielo”.

Las traducciones de las notas de prensa de ESO las llevan a cabo miembros de la Red de Divulgación de la Ciencia de ESO (ESON por sus siglas en inglés), que incluye a expertos en divulgación y comunicadores científicos de todos los países miembros de ESO y de otras naciones.

El nodo español de la red ESON está representado por J. Miguel Mas Hesse y Natalia Ruiz Zelmanovitch.

Enlaces