La NASA compra a Roscosmos una plaza para el próximo viaje a la ISS

La Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) ha llegado a un acuerdo con la corporación espacial rusa Roscosmos para comprar un asiento en la nave espacial Soyuz, cuyo lanzamiento a la Estación Espacial Internacional (EEI) está programado para el otoño del 2020.

La agencia estadounidense completó este acuerdo para «garantizar que mantiene su compromiso para operaciones seguras mediante la presencia continua de EEUU a bordo de la Estación Espacial Internacional hasta que las capacidades de una tripulación comercial estén disponibles» en el mismo país norteamericano, explicó la NASA en su comunicado.

 

En 2019 EEUU solicitó a Rusia los asientos para sus astronautas a bordo de las naves espaciales Soyuz destacando que estos serían necesarios en 2020 y en 2021. En aquel entonces, el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, dijo que la agencia mantenía conversaciones con Roscosmos para garantizar que los astronautas de la NASA pudieran permanecer en la estación más allá del otoño de 2020.

«Tenemos que asegurarnos de que no llega el día en el que no tengamos astronautas estadounidenses en la Estación Espacial Internacional, por lo que continuaremos trabajando con Roscosmos, que es la agencia espacial de Rusia, para asegurarnos de que tenemos a los astronautas estadounidenses en la Estación Espacial Internacional como una póliza de seguro para la tripulación comercial», explicó el jefe de la agencia espacial estadounidense.

El director general de Roscosmos, Dmitri Rogozin, destacó en una carta enviada a Jim Bridenstine que, para ofrecer al país norteamericano dicha plaza, Rusia debería disminuir aquellas reservadas para sus astronautas.

Redacción