Secret Chinese space shuttle just returned to space

cuantico1 2

Tal y como se había filtrado por las pequeñas rendijas que permite el Gran Firewall chino, hoy se ha producido el lanzamiento de su transbordador espacial. Mucho menos conocido y mucho mejor escondido que su contraparte estadounidense, el X-37B. Por lo poco que se sabe del vehículo alado chino tendría un tamaño y forma similar, aunque no hay imágenes que lo demuestren certeramente.

s8crTZBN4me2tNycTTeU8j 1200 80
NASA image showing X-37 in space with the solar panel deployed. It is believed that in the military version its size has grown enormously.

El lanzamiento

La información oficial sobre el lanzamiento ha provenido de la cadena de noticias Xinhua Jiuquan. Misma provincia desde la que despegó a las 22:15 hora local. En la nota de prensa solo se hace mención a hechos ya conocidos o supuestos, como es el lanzador o que en algún momento del futuro la nave regresaría a tierra. Ateniéndonos al curso de la historia con el modelo estadounidense y sabiendo que el anterior vuelo duró 216 días ahora permanecerá más de un año en órbita.

He lanzador empleado ha sido igual que en las dos ocasiones anteriores el Larga Marcha 2F. Este veterano lanzador chino es capaz de colocar una masas de 8200 kilogramos en órbita baja terrestre. Este cohete es muy conocido entre el público occidental por ser el escogido para llevar al espacio la cápsula tripulada Shenzou. Debido a estas características es de suponer que la astronave no abandone la órbita más inmediatamente cercana a la atmósfera. Pero los parámetros de esta aún no se conocen, aunque los aficionados del mundo los harán públicos en poco tiempo. En la anterior misión fue de 600 kilómetros de altura.

Cofiasimulacion
Así se vería el avión chino dentro de la cofia, las protuberancias de esta responden al elevado tamaño de las alas. Fuente: Twitter, @CloserToSpace

La obligada comparación

Las comparaciones son obligadas con el X-37B estadounidense porque por primera vez han coincidido temporalmente en la rampa de lanzamiento. Aunque en este caso el estadounidense no alzará el vuelo próximamente por unos problemas encontrados en el cohete que lo iba a lanzar. Por otro lado es de señalar también que el programa estadounidense de aviones espaciales militares lleva una notable ventaja al chino. Mientras que la Fuerza Espacial de Estados Unidos opera simultáneamente dos naves de este tipo, mientras la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China solo dispone de una. The americanos ya han realizado seis vuelos desde 2010, mientras que este ha sido el tercer despegue chino desde 2020. 

Martin Morala Andres