Inusuales rayos láser procedentes del espacio iluminan los cielos de Hawái

laser

Las brillantes líneas láser verdes avistados sobre los cielos de Hawái no procedían de un satélite de la NASA, como en un principio se creyó. ¿Qué las ha provocado?

64661157 303
La Cámara Estelar Subaru-Asahi, instalada en el telescopio Subaru, captó el video.

El 28 de enero, sobre las islas de Hawái, tuvo lugar un peculiar acontecimiento. La cámara Subaru-Asahi Star, instalada en el telescopio Subaru situado en el pico más alto de Hawái, la cima del Maunakea, captó una serie de inquietantes líneas verdes brillantes que atravesaron el cielo nocturno durante poco más de un segundo.

Afortunadamente, no se trataba de una nave extraterrestre, aunque tampoco se trataba de un satélite de la NASA tomando observaciones, como inicialmente pensaban los expertos del Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ), copropietario de la cámara.

En concreto, los expertos habían sospechado que el culpable era ICESat-2, el Satélite de Hielo, Nubes y Elevación Terrestre-2 de la NASA, pero científicos del equipo ICESat-2 ATLAS confirmaron posteriormente que no fue su instrumento. ¿Qué las provocó entonces?

Según el Dr. Martino, Anthony J., un científico de la NASA que trabaja en ICESat-2 ATLAS, no es por su instrumento sino por otros, dice una nota actualizada en el vídeo de Youtube. 

Sus colegas, el Dr. Álvaro Ivanoff y otros, hicieron una simulación de la trayectoria de los satélites que tienen un instrumento similar y encontraron como candidato más probable el instrumento ACDL del satélite chino Daqi-1/AEMS

64661139 401
Concepto artístico del satélite ICESat-2 de la NASA

El satélite Daqi-1

Según informa Science Alert, Daqi-1 se lanzó en abril del año pasado y, al igual que el ICESat-2, es un satélite de vigilancia del medio ambiente atmosférico. Para medir los niveles globales de carbono, así como la contaminación atmosférica, Daqi-1 contiene cinco instrumentos, entre ellos, un Lidar –acrónimo de laser imaging, detection, and ranging–, que funciona de forma parecida al sonar, pero en lugar de enviar ondas sonoras para cartografiar una zona, envía rayos láser.

 

Así, los expertos creen que el responsable de los láseres que iluminaron el cielo de Hawái a finales de enero habría sido el recien enviado satélite chino, que, según asegura el medio científico, sigue estando en fase de exploración. En caso de funcionar como se espera, el satélite sería solo el principio de los planes chinos para vigilar la contaminación atmosférica.

Aún está por ver si estos láseres verdes de detección atmosférica se harán más comunes a medida que China alcance este objetivo.

Fountain: DW/Felipe Espinosa