Rompe todos los récords: descubren el objeto más brillante de todo el universo

descubren el objeto más brillante de todo el universo

El universo oculta una cantidad inmensa de objetos a lo largo de toda su historia. Se han realizado numerosos escrutinios del cielo a través de observatorios terrestres o espaciales, creando extensas bases de datos. Es tal su magnitud y cantidad que la mayoría nunca es observado por un humano, en cambio, modelos de aprendizaje de máquina se encargan de procesar la información. Sin embargo, durante el entrenamiento se pueden crear sesgos que lleven a falsos negativos y se pierda la oportunidad de descubrir el objeto más brillante conocido hasta la fecha. Este fue el caso de J0529-4351, el cuásar más grande, luminoso y de mayor crecimiento del universo observable.

cuasar b scaled

Actividad nuclear

En el interior de las galaxias, habita en el núcleo un black hole supermasivo. Pese a la creencia popular de ser máquinas capaces de arrasar con todo y con el potencial de engullir hasta toda una galaxia, la mayoría de ellos se mantienen en relativa calma. En general, cuentan con una serie de estrellas cercanas, las cuales logran orbitar y no son absorbidas. Debido a la intensa gravedad, logran alcanzar fracciones considerables de la velocidad de la luz.

En algunos escenarios, se dan las condiciones necesarias para permitir el flujo de materia hacia el agujero negro. En este caso, el material no devorado directamente, en cambio, se aglutina en el llamado disco de acreción. Ahí, todo el polvo y gas es calentado y fuertemente acelerado, alcanzando el estado de plasma y emitiendo radiación electromagnética infrarroja, visible y ultravioleta, alcanzando hasta rayos X fuertes.

Un tipo especial de núcleo activo de galaxia son los llamados cuásares, el cual consiste en el proceso de emisión de luz por el disco de acreción de un agujero negro supermasivo. Estos hacen parte de los objetos más luminosos del universo.

cuasar c
Recreación digital de un agujero negro con un disco de acreción. Créditos: NASA.

A través de candidatos individuales se entrenan distintos modelos para buscar de forma sistemática cuásares en las observaciones de numerosos observatorios. Sin embargo, los casos atípicos pueden ser descartados erróneamente y catalogados como un objeto diferente.

Devorador estelar

Este fue el caso de J0529-4351, un cuásar oculto a simple vista. Fue catalogado por primera vez por el Observatorio Espacial Gaia, aunque en su momento fue descrito como muy brillante para ser un cuásar, proponiendo que es con mayor posibilidad una estrella cercana a la Tierra. Posteriormente, un equipo liderado por Christian Wolf de la Universidad Nacional de Australia, redescubrió este brillante objeto y logró determinar su naturaleza, aunque todavía era necesario determinar correctamente sus propiedades.

Con ayuda del Very Large Telescope del ESO, fue posible estimar la masa de agujero negro en 17 mil millones de masas solares. Si bien no es de los más grandes conocidos, sí es el más brillante descubierto hasta la fecha. Las observaciones logran medir una luminosidad equivalente a más de 150 billones la del Sol.

La luz de J0529-4351 fue emitida hace más de 12 mil millones de años, en los inicios del universo. Su intenso brillo se debe al mayor disco de acreción descubierto, con un diámetro de siete años luz, contiene suficiente masa a gran velocidad para calentar el material y emitir una enorme cantidad de radiación electromagnética. Se estima que el agujero negro logra devorar alrededor del equivalente a un Sol por día.

cuasar a scaled
Recreación digital de la posible apariencia del agujero negro del cuásar J0529-4351. Créditos: ESO/M. Kornmesser.

Este no es únicamente el cuásar más brillante, sino en general el objeto más brillante de todo el universo conocido. Además, este descubrimiento permite conocer mejor como las galaxias se formaron y evolucionaron, creando estos magníficos gigantes.

Francisco Andrés Forero Daza