NASA: the Juno space probe recorded mysterious sounds on Ganymede

Ganimedes

La sonda espacial Juno lleva más de 6 años explorando el sistema joviano, desde el gigante Júpiter y sus lunas principales, hasta las auroras, anillos y lunas menores. Aunque originalmente encontró un problema respecto a la órbita planeada, nos ha ofrecido una nueva perspectiva de varios de los mundos más interesantes del sistema solar. En uno de los sobrevuelos sobre Ganímedes recopiló datos de la densidad de electrones. Los investigadores convirtieron estas mediciones en sonido, dándonos la posibilidad de escucharla.

1072px Ganymede infrared NASA Juno JIRAM
Fotografía en infrarrojo de Ganímedes durante un sobrevuelo de la sonda espacial Juno. Créditos: NASA/JPL-Caltech/SwRI/ASI/INAF/JIRAM

El gigante del gigante

Ganímedes es no solo la luna más grande de Júpiter, sino de todo el sistema solar. Además, es el único conocido que tenga un campo magnético, mismo que interactúa constantemente con el de su planeta. Los investigadores desean poder entender por qué ningún otro cuerpo menor posee tal característica. Cuenta con un diámetro de aproximadamente 5 300 kilómetros. Se cree cuenta con un gran océano de agua líquida salada bajo una gruesa corteza de hielo.

Durante un sobrevuelo el 7 de junio de 2021, Juno pasó cerca de la luna. Aprovechó ese momento para emplear el instrumento Juno Waves para medir ondas de plasma asociadas con el campo magnético de Ganímedes. La magnetosfera se distingue por emisiones de radiación de ciclotrón de electrones. Las ondas son propensas a interactuar con estas energéticas partículas, generando difracción de sus trayectorias o grandes aceleraciones. Provocando emisiones de radio y turbulencia electrostática de baja frecuencia.

Convirtiendo las señales en sonido

Entender la magnetosfera de Ganímedes nos permitiría entender mejor los procesos que llevarían a objetos no planetarios a formar un campo magnético. También poder desvelar el origen de la enigmática luna y las diferencias que la dividen de sus compañeras orbitales. Para entender esto, Juno realiza unas series de acercamientos para registrar las diferentes intensidades en su trayectoria. En este caso alcanzó una altura mínima respecto a la superficie de 1 046 kilómetros.

Juno reveló al menos tres diferentes regiones en la magnetosfera de Ganímedes. Dos de ellas relacionadas con las zonas diurna y nocturna, mientras la otra corresponde a la cara acoplada de marea a Júpiter. Se esperan más sobrevuelos y gran cantidad de mediciones para entender mejor los procesos internos de la luna, además de investigar como la incidencia del Sol puede estar afectando los resultados.

De los datos recogidos por Juno Waves, los investigadores crearon una sonidificación de las frecuencias características. A su vez hablan sobre la cantidad de electrones en por unidad de volumen en la magnetosfera. Se modificaron las escalas a una donde el oído humano tenga la capacidad de detectarlas. Esto también es conocido como astronomía inclusiva y permite a personas con deficiencia visual poder descubrir el universo desde sus otros sentidos.

Francisco Andrés Forero Daza