En su perfil oficial de Twitter enlazaban la página con los documentos oficiales desclasificados.

Aún se pueden oir las maquinas de escribir y oler el humo de un cigarro al verlos. Investiga y entretente.