Las lentes están evolucionando con los avances tecnológicos

Algunos afirman que las lentes no han cambiado mucho a lo largo de los años. Pues bien, la realidad es bien distinta. Vamos a ver como la tecnología lleva a la industria óptica a una nueva era con los Productos Essilor, gracias a unos diseños increíbles que se adaptan a cualquier necesidad.

En los últimos años, la tecnología ha evolucionado mucho. Esto también está influyendo en la forma en que la gente compra sus gafas.

Lentes que protegen tus ojos de la luz azul

Hace una década, nadie podría haber imaginado que nuestras lentes tendrían la capacidad de filtrar la luz azul, tan dañina para nuestros ojos.

Personaliza tus lentes Essilor y tendrás cubiertas todas tus necesidades, con las mejores prestaciones del mercado porque son la vanguardia en el campo de la óptica.

La luz azul tiene una longitud de onda corta, lo que significa que es de alta energía y puede dañar los delicados tejidos del ojo. También puede atravesar el ojo y llegar a la retina, el conjunto de neuronas que convierte la luz en las señales que son la base de la vista.

Las gafas de luz azul contienen lentes específicamente diseñadas para reducir la cantidad de luz azul que llega al ojo. Estas lentes filtran los rayos de luz azul para evitar que entren en el ojo y causen posibles daños.

Lentes que nos protegen mientras conducimos

Ya sean los faros de un coche que viene en sentido contrario, la luz solar o los reflejos de una carretera mojada, a muchos conductores les molestan los deslumbramientos. Para aliviar la presión sobre tus ojos, debemos asegurarnos de que nuestras lentes tengan la protección antireflejante adecuada cuando compremos un nuevo par de gafas.

Lentes diseñadas para uso deportivo

Cuando nos encontramos al aire libre nos exponemos a los rayos UV (Ultravioleta) de la luz solar. Hay tres tipos: UVA, UVB y UVC. Los UVC son absorbidos por la capa de ozono y no llegan a la Tierra, pero los otros tipos de luz UV están relacionados con la posible formación de cataratas, cáncer de piel y/o daños en la retina con una exposición prolongada. Las gafas reducen esos riesgos para que podamos disfrutar de los deportes que nos gustan sin preocuparnos por nuestros ojos.

Nos protegen del viento, la luz directa del sol y en deportes de invierno, del reflejo directo de la luz en la nieve y el hielo. Además, los impactos del equipo deportivo y de otros deportistas también pueden causarnos lesiones, junto con agentes externos como el polvo y el barro de un recinto deportivo.

Todos estos avances tienen el potencial de cambiar la forma en que la gente compra y usa sus gafas. A medida que la tecnología siga mejorando la vida de las personas, no nos cabe duda de que las gafas seguirán estando a la vanguardia de la tecnología ya que son un producto esencial para todos.

Un óptico colegiado siempre puede aconsejarnos sobre el tipo de gafas más adecuado para nuestras necesidades.

Licencia de Creative Commons
¡Esta es una licencia de Cultura Libre! Nuestra publicación está bajo una Licencia de Creative Commons Reconocimiento-Compartir Igual 4.0 Internacional.