Una enorme parte de un cohete chino fuera de control cae sobre una zona habitada

Long March 3B

La República Popular de China es un país con un potente programa espacial. De hecho, la única razón por la que aún no son la primera potencia en cantidad de lanzamientos o masa lanzada al espacio anualmente es SpaceX. Debido a su gran necesidad disponen de varios centros espaciales con este fin. Algunos de ellos están situados en el interior del país y son los que generan estas peligrosas situaciones.

Ubicacion de Xichang
Ubicación del centro de lanzamiento Xichang desde donde despegó el cohete, se aprecian los numerosos núcleos poblados alrededor. Fuente: Google Maps

El centro espacial Xichang está situado en la Prefectura Autónoma Yi de Liangshan, en el centro del país. Desde allí ya han despegado catorce cohetes este año. Sin embargo, estas imágenes de propulsores cayendo en zonas pobladas no se habían viralizado como en esta ocasión.

Quizá el hecho de que hoy sean públicas las imágenes reside en que la etapa descartada ha caído directamente en una casa.

El cohete lanzador se trataba de un Larga Marcha 3B. Y la carga eran dos satélites Beidou-3, los más modernos de la constelación GNSS de China. Global Navigation  Satellite System, es el término que reciben todos los sistemas de posicionamiento global mediante satélite. El GPS estadounidense es el más conocido y de hecho se suele usar las siglas de este para todos, por lo que en palabras más mundanas, el Beidou es el GPS chino.

Es importante señalar que pese a las alarmantes imágenes ninguna persona estuvo en riesgo hasta acercarse al cohete. Esta etapa emplea combustibles hipergólicos altamente tóxicos por lo que es muy peligroso aproximarse sin el material protector adecuado. Antes del lanzamiento se ordena a los habitantes en las zonas de riesgo de caída del cohete que abandonen sus hogares.

FF7w1xpWUAQRbfE
En esta imagen vemos a técnicos de Arianespace cargando la toxica hidracina en el telescopio espacial James Webb, como se puede observar la sala está aislada y las únicas personas que entran lo hacen con trajes de protección especial. -ESA

Este suceso es reiterativo, aunque en los últimos tiempos parecía haberse frenado. Se llegaron a incluir medidas como paracaídas y bengalas para reducir los posibles daños de estas etapas descartadas aunque en este caso no se aprecia ninguna de estas. Se espera que con el paso de los años China finalmente deje de usar este centro espacial y otros repartidos alrededor del país con núcleos urbanos próximos. Por ejemplo, ninguno de los nuevos cohetes de kerolox de su agencia espacial los emplea. Solo se lanzan desde la isla de Hainan exclusivamente con dirección al mar. 

Martín Morala Andrés