Jackson Hole, la pista de esquí más difícil del mundo, reabre sus puertas

Un cortado de nueve metros en mitad de una pista de esquí, Jackson Hole, acaba de reabrirse al público.

Jackson Hole: en plenas Montañas Rocosas, una «negra doble rombo» por algo es conocida como la pista de esquí más peligrosa del mundo.

Mantenerse en pie tras saltar acantilados de nueve metros es toda una odisea, catalogada como » pista negra doble rombo»
sinónimo de que no hay una con más riesgo. Acaba de reabrirse pero solo los más valientes se atreven con ella.