El Telescopio Espacial Hubble capta la formación de un exoplaneta

 
Los astrónomos de la NASA lograron observar cómo se forma un planeta del tamaño de Júpiter al alimentarse del material que rodea a una joven estrella.
Aunque hasta ahora se han catalogado unos 4.000 exoplanetas, solo 15 han sido fotografiados directamente por los telescopios, según un comunicado de prensa de la agencia. Suelen estar tan lejos y ser tan pequeños que solo aparecen como puntos en las mejores imágenes.
 

«Simplemente no sabemos mucho sobre cómo crecen los planetas gigantes», lamentó Brendan Bowler de la Universidad de Texas, en Austin, en el comunicado.

Sin embargo, con ayuda del telescopio Hubble los astrónomos lograron captar un exoplaneta gigante bautizado como PDS 70.
El exoplaneta orbita la estrella enana naranja PDS 70b, que «ya se sabe que tiene dos planetas en formación activa dentro de un enorme disco de polvo y gas que rodea la estrella», señala el comunicado. El sistema se encuentra a 370 años luz de la Tierra, en la constelación del Centauro.
 
Se estima que PDS 70b tiene cinco millones de años.
La sensibilidad del telescopio Hubble a la luz ultravioleta (UV) ofrece a los investigadores una visión única de la radiación del gas extremadamente caliente que cae sobre el planeta, lo que les permite observar la rapidez con la que el planeta está ganando masa.
La imagen del exoplaneta PDS 70и captada por Hubble - Sputnik Mundo, 1920, 03.05.2021
La imagen del exoplaneta PDS 70и captada por Hubble
«Este sistema es muy emocionante porque podemos ser testigos de la formación de un planeta», aseguró Yifan Zhou, también de la Universidad de Texas, en Austin. «Este es el planeta más joven que el Hubble ha visualizado directamente».
 
Las observaciones del Hubble con luz ultravioleta permitieron al equipo de investigación medir directamente el crecimiento del planeta por primera vez, y estiman que el exoplaneta ha acumulado cinco veces la masa de Júpiter durante el período de cinco millones de años desde que comenzó su formación.
El exoplaneta PDS 70b está rodeado por un disco de gas y polvo que absorbe material de un disco aún mayor que lo rodea. Los investigadores creen que las líneas de campo magnético están canalizando el material de los discos hacia la superficie del planeta.
 
«Si este material sigue las columnas del disco hacia el planeta, causaría puntos calientes locales», explicó Zhou. «Estos puntos calientes podrían ser al menos 10 veces más calientes que la temperatura del planeta».
Estos puntos calientes brillan intensamente con la luz ultravioleta.
Los investigadores esperan que las observaciones del Hubble puedan dar una idea de cómo se formaron los planetas gigantes de gas alrededor del Sol hace 4.600 millones de años.
«Este sistema planetario nos da la primera oportunidad de presenciar la caída de material sobre un planeta. Nuestros resultados abren un nuevo campo para esta investigación», aseguró Bowler.

Comenta