Las mejores imágenes captadas por el telescopio espacial Spitzer durante sus 16 años en el espacio.

Una selección de las mejores imágenes captadas por el telescopio espacial Spitzer durante sus dieciséis años de trabajo en el espacio.

Estas sondas y telescopios espaciales son literalmente nuestros ojos ante lo desconocido.

Aunque no fue el primer telescopio infrarrojo espacial de la NASA, cuando se lanzó, Spitzer fue el telescopio infrarrojo más sensible de la historia y ofreció una visión más profunda y de mayor alcance del cosmos infrarrojo que sus predecesores.

Situado por encima de la atmósfera de la Tierra, Spitzer podía detectar longitudes de onda no observables desde tierra. Su órbita de rastreo de la Tierra mantuvo a la nave alejada de las emisiones infrarrojas de nuestro planeta, lo que también otorgó al Spitzer mayor sensibilidad de la que era posible para telescopios más grandes con base en la Tierra.

La misión principal del Spitzer llegó a su fin en 2009, cuando el telescopio agotó su suministro de refrigerante de helio líquido necesario para operar dos de sus tres instrumentos, el espectrógrafo infrarrojo (IRS por sus siglas en inglés) y el Fotómetro de Imágenes Multibanda para la misión Spitzer (MIPS por sus siglas en inglés).

La misión fue considerada un éxito, habiendo logrado todos sus objetivos científicos primarios y más. Pero la historia del Spitzer no había concluido. Los ingenieros y científicos fueron capaces de mantener la misión en marcha utilizando sólo dos de los cuatro canales de longitud de onda del tercer instrumento, la Cámara Infrarroja (IRAC por sus siglas en inglés).

A pesar de los crecientes desafíos de ingeniería y operaciones, el Spitzer continuó produciendo ciencia transformadora durante otros 10 años y medio, mucho más de lo que los administradores de la misión anticiparon.

Redacción