China launches Einstein probe to unveil the mysteries of the universe in X-rays

china launch 2

En la madrugada del 9 de enero, desde Xichang, China, despegó un cohete Long March 2C con la sonda Einstein, un observatorio espacial para estudiar el universo en rayos X. Parte de una colaboración internacional entre la Agencia Espacial Europea y la Academia China de Ciencias, busca desvelar los secretos detrás de los eventos más energéticos del cosmos.

GDYn5Sma0AAgVZj scaled
Long Mach 2C rocket with the Einstein probe.

False alarm

Pese a parecer un lanzamiento normal de una misión científica, generó gran preocupación en la población de Taiwán. Durante su trayectoria sobrevoló la isla, provocando una alerta nacional por la presencia de un misil en espacio aéreo.

Horas después, el Ministro de Defensa ofreció disculpas por el error de confundir el cohete con un misil y provocar gran preocupación en la población taiwanesa.

Exploring the mysteries of black holes

The Einstein probe, nombrada en honor al famoso físico, va a operar durante al menos tres años en una órbita terrestre a 600 kilómetros de altura. Una vez desplegada y calibrada, empleará el Telescopio de Rayos X de Campo Amplio para observar extensas partes del cielo a la vez. Este cuenta con una óptica avanzada inspirada en los ojos de una langosta, permitiendo detectar en mayor área y detalle que misiones previas.

Einstein Probe spacecraft scaled
Ilustración de la sonda Einstein. Créditos: Chinese Academy of Sciences.
Lobster eye optics
Vista microscopica de la estructura de los ojos de una langosta, compuesta por cuadrados paralelos sobre una superficie esférica, ofreciendo un gran campo de visión. Créditos: J. Camp.

Gracias a los ojos de langosta, formados por una serie de sensores cuadrados paralelos sobre una esfera, es capaz de observar casi la totalidad del cielo en solo tres órbitas o 5 horas. Complementing the work of other probes such as XRISM o Athena.

GDYlINIboAAml8P scaled

Principalmente diseñada y construida por China, cuenta con un aporte europeo. La ESA facilitó pruebas y calibración de la óptica, recibiendo a cambio un 10% de la ciencia realizada, que a su vez será repartida entre los distintos equipos de la agencia.

Esta tiene como objetivo estudiar eventos energéticos, tales como las cercanías a los agujeros negros, supernovas, estrellas de neutrones y emisiones esporádicas de gran intensidad.

Francisco Andrés Forero Daza
Follow me 😉