Despega el cohete Vega con tres satélites españoles que volarán en formación

VV23 Decollage plan large ZLV 001

Después de las catastróficas conclusiones presentadas por la comisión de investigación posterior al accidente de su sucesor, la familia Vega está más en entredicho que nunca. El lanzamiento de hoy, tras dos intentos fallidos durante el fin de semana se ha llevado, sin embargo, sin incidentes. La carga era variada entre satélites principales y cubesats. 

VV20 lanzamiento
Imagen del último lanzamiento del cohete Vega original en 2021. Fuente: Arianespace

El cohete Vega despegó desde la rampa ELV-1 del centro espacial de la Guayana Francesa. A las 22:36 hora local la primera etapa conformada por un motor de combustible sólido P80 se encendió y empujó las cargas durante menos de dos minutos. Se sucedieron después la Zefiro 23, Zefiro 9 y la AVUM. Esta última fue la encargada de llevar cada orbitador a su destino, siendo los principales desplegados en órbita helio síncrona a 550 kilómetros.

ANSER
Imagen de los tres satélites juntos (maquetas). Fuente: Ejercito del Aire y el Espacio/INTA

Las cargas

Aunque las cargas principales son la THEOS-2 y el Formosat 7R, no son las más llamativas. Dedicado el primero a observación terrestre de alta resolución en el espectro visible está fabricado por Airbus Defensa y Espacio para Tailandia. Mientras que el segundo está dedicado a investigar las relaciones aire-mar y está fabricado en Taiwan.

España pone la carga más interesante por ser un demostrador tecnológico de vuelo en formación. Fabricado por el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial no emplea propulsión para mantener el vuelo coordinado.

En su lugar se emplea la escasa atmósfera presente a esa altitudes para controlar la posición mediante lift and drag (sustentación y rozamiento). Con ello se ahorra una gran cantidad de combustible.

Martin Morala Andres