Histórico: la nave espacial Orión de la NASA entra en órbita lunar

Tras numerosos retrasos, el pasado miércoles 16 de noviembre a las 6:47:44 hora UTC el cohete Space Launch System, encendió sus motores e inundó de luz el cielo de Cabo Cañaveral, Florida, como ningún otro cohete había hecho antes. La misión Artemis I servirá como una demostración tecnológica de las capacidades del cohete SLS y la cápsula Orión para dentro de alrededor 2 años llevar una tripulación a sobrevolar la Luna.

Artemisa I

Esta misión hace parte del programa liderado por NASA Artemisa, mismo que busca regresar personas a la Luna. Para esto se dispone de una colaboración internacional de muchas empresas y agencias espaciales que ofrecen tecnología y/o componentes para explorar la Luna.

El camino a la Luna

Tras exitosamente entrar en una órbita de 30 x 1080 kilómetros la primera etapa fue descartada y reingresaría en la atmósfera poco después, posteriormente la segunda etapa ICPS ajustaría la órbita para elevar el perigeo a 180 kilómetros. Mientras tanto todos los procesos de separaciones y descartes fluyeron sin mayores inconvenientes y Orión desplegó sus paneles solares.

Horas después el ICPS volvió a encender sus motores para inyectar a Orión en una trayectoria que le llevaría a interceptar la Luna días después. Además, se llevaban once misiones secundarias, aunque cerca de la mitad de ellas ha presentado anomalías, bien sea por pocos datos enviados o una ausencia total de comunicación.

Orión también ha encontrado pequeñas anomalías menores que no suponen un riesgo, pero permiten conocer mejor al capsula para futuras misiones con personas a bordo. Aunque uno de los mayores problemas está relacionado con un instrumento de navegación que emplea las estrellas para conocer su orientación en el espacio, siendo este opacado por residuos de los motores de control, evitando así funcionar correctamente.

Ingreso a órbita

Tras poco más de 5 días de fase de crucero, la nave Orión pasó por detrás de la Luna y perdió comunicación directa con la Tierra, tal como estaba planeado. La pérdida de señal duró 34 minutos mientras remergía de la Luna. En este tiempo completo 2 objetivos fundamentales en la misión. El motor del sistema de maniobras se encendió durante casi 3 minutos, dejando la capsula en una órbita elíptica altamente inestable que le permitirá, dentro de 4 días, alcanzar su objetivo final.

Aunque Orión es una misión destinada a la Luna no estará ligada de gravedad directamente a ella, sino que se desea entrar en una órbita distante retrograda cuasi lineal. Esta es un tipo especial de orbita que se caracteriza por tener un sentido de giro opuesto al de la Luna. Lugar en el cual romperá el récord de distancia de una capsula diseñada para ser tripulada.

El modulo de servicio, donado por la Agencia Espacial Europea, cuenta con un sistema de maniobras y propulsión, siendo el motor principal reutilizado de misiones del Transbordador Espacial. En este caso este ha volado en 19 ocasiones, siendo la primera vez a bordo de STS 41G y la última en STS-112.

Francisco Andrés Forero Daza
Sígueme 😉

Comenta